Para Ferrer, Tandil debería estar al margen de actividades que afecten el patrimonio natural

Consideró que en el tema canteras hubo "promesas incumplidas, inacción de políticos y una falta de respeto a las leyes". Y pidió que se sancione con urgencia la ley para que las sierras tandilenses sean declaradas Paisaje Protegido de Interés Provincial.

El concejal del Frente para la Victoria Eduardo Ferrer consideró "evidente" que localidades como Tandil "deberían estar al margen de actividades económicas que puedan afectar, en el largo plazo, el uso sostenible y la protección de su patrimonio cultural y natural".

Al respecto, el edil afirmó que en el tema canteras hubo "promesas incumplidas, inacción de políticos y una falta de respeto a las leyes". Las expresiones surgieron tras el acuerdo entre el gobernador Daniel Scioli, el intendente Miguel Lunghi y el senador provincial Néstor Auza, para un proyecto que ingresará próximamente en las cámaras provinciales.

Ferrer pidió que "se sancione la ley para que las sierras del partido de Tandil sean declaradas definitivamente ‘Paisaje Protegido de Interés Provincial’" y que el nuevo articulado "asegure la fuente de trabajo y el salario de los que resulten afectados por la aplicación, preservando como mínimo sus haberes hasta su efectivo retiro".

También manifestó "indispensable que tomemos conciencia de que todos estamos comprometidos y somos responsables del cuidado de nuestro ambiente. Tandil es la ciudad de las sierras, preservarlas no es un lujo sino una auténtica necesidad".

"Crueles imágenes"

El concejal recordó que en una oportunidad el noticiero de Canal 13 presentó "una voz en off acompañada por las crueles imágenes que mostraban la desaparición de las sierras más viejas del país por la actividad minera y la falta de controles. Testimonios de vecinos y representantes de organizaciones no gubernamentales coincidieron en afirmar que de los cerros de Tandil ‘sólo queda la cáscara’".

"Debe quedar en claro que el patrimonio cultural y natural, por definición, pertenece a todos, a la sociedad; nadie, individual ni colectivamente, puede atribuirse la propiedad de esos bienes ni disponer de ellos. Son los gobiernos los encargados de su custodia y aprovechamiento para beneficio de la comunidad", reflexionó Ferrer.

Agregó también que "las sierras de nuestra ciudad son un patrimonio muy importante, no sólo por ser el afloramiento más austral y antiguo de América del Sur, sino también por ser un elemento central de la identidad tandilense, importante potencial para el desarrollo de un turismo sustentable, tanto nacional como internacional".

"Promesas incumplidas"

A la hora de hablar de las "promesas incumplidas", el concejal cuestionó que "durante años el sistema de Tandilia viene sufriendo daños ambientales irreparables, como consecuencia de la actividad minera. A esto se suman la sistemática construcción de viviendas sobre el faldeo serrano y algunas intervenciones del hombre (deforestación, plantación de árboles no autóctonos), que constituyen formas de contaminación, provocando alteraciones en la flora y fauna serrana".

El concejal citó una nota de investigación del diario La Nación, que sostuvo: "Pocos minutos alcanzan para que una explosión convierta miles de toneladas de rocas en material molido".

"Esto torna evidente que sitios como Tandil deberían estar al margen de actividades económicas que puedan afectar, en largo plazo, el uso sostenible y la protección de su patrimonio cultural y natural. Por todo lo expuesto, me parece que no hay excusas para seguir en esta situación y se necesita en forma urgente que se sancione la ley", afirmó.

"Es indispensable que tomemos conciencia de que todos estamos comprometidos y somos responsables del cuidado de nuestro ambiente. Tandil es la ciudad de las sierras, preservarlas no es un lujo sino una auténtica necesidad", finalizó. *

Comentá la nota