Para la Federación Agraria, la agresión a Rossi se debió a que las medidas del Gobierno "exasperan el ánimo de los productores"

Para la Federación Agraria, la agresión a Rossi se debió a que las medidas del Gobierno
La Federación Agraria Argentina (FAA) que conduce Eduardo Buzzi responsabilizó al Gobierno por la agresión de ruralistas contra el diputado Agustín Rossi, al sostener que las políticas de la administración central "exasperan el ánimo de los productores" del interior.
Al igual que en el "escrache" que el jefe del bloque oficialista sufrió a fines de junio de 2008 en Rosario, la FAA manifestó su "rechazo" a "todo tipo de violencia o agresión personal", pero remarcó que se trató de una "reacción frente al maltrato" de la Casa Rosada al sector.

"No podemos dejar de expresar que el profundo malestar y la impotencia de los productores agropecuarios es la reacción frente al maltrato y ninguneo constante recibido por parte del gobierno nacional y los legisladores oficialistas", señaló la FAA y llamó a los ruralistas a "no permitir" que los "usen para victimizarse".

En un comunicado, la FAA insistió en que "el ensañamiento y la discriminación contra el sector rural, los viejos problemas irresueltos de la producción, los anuncios estériles para el sector, la propaganda pública engañosa, las prácticas discrecionales frente a la imperiosa necesidad de medidas universales, sólo pueden conducir a una bronca creciente de todas aquellas personas vinculadas con el campo".

"No convalidamos de ningún modo la violencia, pero somos conscientes que las acciones provenientes del oficialismo hacia el sector agropecuario, conducen inevitablemente a la exasperación de los ánimos de los habitantes del interior de nuestro país. Por eso, hacemos un llamado a debatir y reclamar de manera pacífica", sostuvo la organización integrante de la Mesa de Enlace.

La Federación Agraria volvió a advertir, además, que "la paciencia tiene límites", pero pidió a los ruralistas que no entren "en el juego de la violencia", porque sostuvo que mientras el agro es "la paz, la producción y el trabajo; ellos son la violencia, la corrupción y la soberbia".

"No debemos permitir que nos usen para victimizarse: repudio sí, violencia no", indicó la FAA, al tiempo que reiteró su reclamo para que "los actuales legisladores y los futuros candidatos comprendan la urgencia de encontrar soluciones que permitan la supervivencia de los pequeños y medianos productores argentinos y, en definitiva, de los pueblos del interior".

Comentá la nota