Para evitar despidos, empresarios prefieren dejar de pagar impuestos

Desde la FECORR y la APICC coinciden con la FEC en que la carga impositiva insume más del 50% del capital del comerciante. Aseguran que para mantener los recursos humanos la primera opción es dejar de cumplir con los tributos.
Tras meses de una sostenida baja rentabilidad y ante elevados porcentajes de carga impositiva, los empresarios correntinos advierten que optarán por dejar de pagar los impuestos a fin de evitar despidos. Desde el empresariado local coinciden en que el costo de los impuestos se hace sentir más en este marco de crisis financiera y pagarlos se hace "cuesta arriba".

"Nos estamos ahogando y no vamos a poder cumplir con los compromisos impositivos", dijo a "época" el titular de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC), Enrique Collantes.

"O priorizamos honrar las deudas o mantenemos el personal", agregó en torno a las opciones que se plantea cada empresario correntino ante la baja rentabilidad y los "altos impuestos".

"La primera herramienta para mantener los recursos humanos es dejar de pagar impuestos", coincidió el referente de la Federación Empresarial de Corrientes (FECORR), Pablo Ceferian.

No obstante, "se está luchando para que no ocurran despidos", aseguró en referencia de la "responsabilidad social" de las empresas.

Ambas entidades aseguran que en las empresas correntinas no se han dado, por el momento, despidos masivos pero no descartan que ello suceda de continuar esta realidad económica.

"Vamos a tener que tomar decisiones", señaló Collantes pero insistió en que, antes, se busca alternativas en el cumplimiento de compromisos.

"Ya se están dando retrasos en el pago de impuestos", dijo y no descartó que dejen de abonarse.

Más del 50% en impuestos

"Los impuestos son muy altos", dijeron y coincidieron con los referentes de la Federación Económica de Corrientes (FEC) que calculan en un "60 o 70 por ciento" el gasto que un comerciante correntino debe hacer para pagar impuestos municipales, provinciales y nacionales.

"Sí, la carga impositiva que tenemos es, en promedio, entre un 50 y un 60 por ciento", señaló Collantes, aunque aclaró que los porcentajes varían según los rubros.

Pero "no nos quejamos de que los impuestos sean altos sino de que no nos da la rentabilidad para pagarlos", explicó no obstante el titular de APICC, entidad que nuclea a unos 1.200 comercios en Corrientes.

Los referentes empresariales coincidieron entonces en que "las cargas impositivas se hacen cuesta arriba en esta situación económica".

"Se trata de un contexto especial, si no, en general son normales los impuestos", señaló el referente de FECORR, que nuclea a unas 50 empresas y asociaciones de la provincia.

45% menos en un año

"Si comparamos julio de 2008 con el mismo mes de este año, el nivel de rentabilidad para los comercios correntinos bajó un 48 por ciento", calculó el titular de la APICC, Enrique Collantes.

Las consecuencias de la crisis financiera mundial que se mantiene hace meses y repercute en el empresariado local "se siente más en comercios más chicos pero hoy sufren todos", aseguró en diálogo con este medio.

En este marco es que las cargas impositivas resultan aún más pesadas. "Son cosas con las que tenemos que cumplir pero hoy resaltan por la crisis que atravesamos", agregó Collantes en ese sentido.

Sueldos "más altos de Latinoamérica"

"En Argentina se pagan los sueldos más altos de Latinoamérica", aseguró el referente de la FECORR, Pablo Ceferian, en torno a los salarios de los trabajadores de empresas del país.

"Y eso contrasta con la gente que tiene el privilegio de tener trabajo, regularizado y sindicalizado", consideró el empresario y recomendó que en la actual situación de crisis los trabajadores deberían priorizar y cuidar sus fuentes de empleo.

Diferenciación para el NEA

"Debemos tener algún tipo de diferenciación", coinciden los referentes de FECORR, APICC y FEC, al referirse a las cargas impositivas del empresariado correntino y de las provincias que conforman el Nordeste argentino.

"Esta es la región más complicada", entienden, por lo que coinciden en el reclamo al Gobierno nacional de un "acomodamiento impositivo" para el NEA. El reclamo se hizo a través de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) hace unos tres meses pero aún no hay respuestas.

Entre otras cosas piden prórrogas, moratorias y reducción de impuestos.

Comentá la nota