Para erradicar la pobreza rural, en Santa Cruz aguardan por un programa.

La diputada Ana María Urricelqui fundamentó ante la Legislatura santacruceña el proyecto de ley para autorizar al gobierno provincial a aceptar el crédito de 2.378.000 dólares para llevar adelante el Programa de Desarrollo Rural de la Patagonia, con el fin de ayudar a la población campesina. Tendrá financiamiento del Estado nacional.
La Legislatura de Santa Cruz ya sancionó este proyecto del Ejecutivo en la sesión del 4 de julio. "Este era un paso necesario que se debía cumplir en la Cámara de Diputados", contó la legisladora, como sucede en la mayoría de los empréstitos que toma el Estado.

En este caso, el crédito lo dará la Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentos de la Nación. Ya el mismo gobernador Daniel Peralta había anunciado esta intención el pasado 1 de marzo, en la apertura de sesiones ordinarias.

Ahora depende del primer mandatario que salga su promulgación.

El Programa de Desarrollo Rural de la Patagonia (PRODERPA) es una iniciativa nacional que tiene la meta global de mejorar las condiciones económicas y sociales de la población rural de Santa Cruz, Chubut, Neuquén y Río Negro, a través de ayudas financieras.

Es similar al PRODERNOA, que se ejecuta desde hace varios años en el norte de este país y que ha tenido notable repercusión en los pequeños productores, sobre todo con microcréditos y asesoramiento técnico gratuito para mejorar la productividad.

Institucionalmente depende de la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, y recibe asistencia financiera del Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola (FIDA), más contrapartes del Estado Nacional y los gobiernos provinciales.

El organismo santacruceño que va a coordinar los fondos será el Consejo Agrario Provincial (CAP), aunque se recibirá aporte técnico desde otras áreas como la Subsecretaría de la Mujer, la Secretaría de Coordinación de Políticas Sociales y la Subsecretaría de Medio Ambiente. El proyecto, según explicó Urricelqui, está dirigido a "habitantes rurales mayores de 14 años, y entre ellos a pequeños productores agropecuarios, comunidades aborígenes y población rural no-agropecuaria".

FORTALECIMIENTOS

A través de este instrumento, se realizarán acciones orientadas al fortalecimiento de las capacidades organizativas (FOCO) y al desarrollo de los negocios rurales (DNR).

"Para lo primero, se buscará fortalecer las capacidades e incremento de los recursos productivos de los destinatarios directos, elaborando planes de capacitación para la consolidación de las organizaciones económicas y la formación de jóvenes rurales en oficios", comentó la legisladora.

En cambio, para el desarrollo de negocios rurales se instrumentarán medidas de apoyo en la vinculación con los mercados y el fortalecimiento de la capacidad comercial en general, la promoción de la especialización y optimización de la oferta de las organizaciones productoras, intentando generar protocolos de producción, certificaciones de calidad y denominaciones de origen, entre otras.

Urricelqui, una legisladora que por sus orígenes familiares conoce de cerca la situación de los habitantes rurales, aclaró que los destinatarios del proyecto "deben estar organizados" y respaldados "por un plan de inversiones sustentables". En Santa Cruz "no hubo todavía un programa similar, por lo que sería un cambio sustancial en la promoción de la actividad", expresó la diputada.

Comentá la nota