Para empresarios locales, subir las tasas traerá mayor evasión

El 2009 encontrará a los 31.000 comercios localizados en Capital, Guaymallén, Godoy Cruz y Las Heras con un incremento del 30% promedio en las tasas municipales, lo que despierta voces en contra y pedidos expresos de mayor concenso en especial en tiempos de estancamiento económico como los que se avecinan.

En Guaymallén, por ejemplo, el aumento de tasa para los comercios será del 32%, le siguen Godoy Cruz con incrementos del 30%, en Capital lo están evaluando pero ya adelantaron que enero viene con aumentos y finalmente Las Heras llega con un incremento del 13%.

“Tengo dos locales en Godoy Cruz, tres en Capital y uno en Guaymallén. Este incremento de tasas lo recibo sin avisos previos y a la puertas de una recesión para todas las actividades económicas en la provincia. Si bien el incremento de las tasas municipales no es significativo en mi estructura de costos, no me parece una buena medida por parte de los municipios en momentos en que las empresas buscamos reducir los costos para poder continuar con nuestras operaciones comerciales”, destacó Luis Zambonini, de McDonald's.

Para José Poquet, de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), “en la actualidad la rentabilidad es muy baja y los comercios no están en condiciones de absorber esta suba por lo que quedarán dos alternativas: trasladarla a precios finales (inflación) o bien estirar los pagos, por lo que aumentará aún más la mora en las tasas municipales y en consecuencia los problemas de caja de los intendentes”, puntualizó Poquet.

Por cierto, en el caso de la empresa Bio-Bio especializada en la confección de indumentaria de montaña y deportes de aventura, la suba de tasas no tendrá incidencia directa en sus costos.

“Hace un año que no pagamos las tasas municipales, no es de gran importancia para nosotros ya que tenemos que cubrir otros costos fijos que sí son vitales para nosotros”, apuntó Andrea Argañaraz, de Bio-Bio.

Propuestas y consensos

Frente a la suba, también hay propuestas. En el caso de Hiper Cerámico, su gerente general, Diego Pérez Colman, dijo que la suba de tasas es una buena forma para “sincerar los números de los municipios ya que muchos de ellos reciben subsidios. Sin embargo así como se vienen aumentos sería importante que los mismos hubieran sido el reflejo de un consenso entre los municipios y los empresarios”.

En sintonía con ésta opinión, Fernando Barbera, del restaurante La Marchigiana, dijo que aprobaba el aumento de las tasas municipales ya que “en general estaban atrasadas y no habían tenido aumentos durante el 2008. Lo que sí me parece importante es que los intendentes trabajen juntos para consensuar tasas razonables y a partir de esos diálogos, cada intendente establezca aumentos de acuerdo a sus necesidades”.

El aumento de las tasas municipales también despertó la reflexión entre los empresarios sobre el rol que deberían asumir los municipios en momentos de incertidumbre económica.

“Los problemas de caja de los municipios no se solucionan con un incremento de sus tasas, sino con medidas que fomenten la producción comercial. Estamos trabajando con la Subsecretaría de la Producción en la propuesta de coparticipar ingresos brutos entre los municipios y las cámaras empresariales de cada departamento. Con los fondos que se generen estamos proponiendo destinarlos a la promoción del comercio en toda la provincia”, concluyó Adolfo Brennan, de la Cámara de Comercios del Centro (Cecitys).

Comentá la nota