Para los empresarios, el incremento salarial a los metalúrgicos acelerará los despidos

Finalmente, luego de tensas negociaciones y paros, acordaron un aumento salarial global de un 21,5 por ciento. Irán cobrando cuotas de lo no remunerativo, y la masa total la percibirán en febrero. Ante esto, suspendieron las medidas de fuerza dispuestas para esta semana. El sector empresario trazó un crudo panorama y reconoció que la medida es "inoportuna" y "acelerará los despidos".
Luego de una larga y tensa espera, que incluyó negociaciones desde los primeros meses del año, los trabajadores nucleados en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) lograron acordar un incremento salarial global del 21,5 por ciento, que irán percibiendo en cuotas en lo que hace a la parte no remunerativa para terminar de percibir la masa global en el mes de febrero.

Una vez acordado el aumento, la cúpula de la UOM a nivel nacional decidió dejar sin efecto todas las medidas de fuerza programadas para esta semana. Como se recordará, los trabajadores tenían previsto un paro de una hora por turno para la jornada de ayer, la suspensión total de actividades para hoy, y un nuevo paro de dos horas por turno con quite de colaboración para mañana.

Sin embargo, en el orden local, los empresarios del sector pusieron en duda el porcentaje dado a conocer por la UOM y trazaron un crudo panorama futuro. Omar Farah fue claro y tajante al decir que el acuerdo es "inoportuno" e incluso "acelerará los despidos" que había pronosticado la semana pasada ante la crisis de la actividad".

Por su parte, el líder de los metalúrgicos en Tandil, Carlos Reyes, dijo que "ya está todo arreglado, se llegó a un acuerdo y quedan sin efecto las medidas de fuerza. Hay que hacer un número total de un 21,5 por ciento, porque hay varias etapas, hay sumas no remunerativas y otras que van directamente al básico",

De acuerdo a lo explicado por el gremialista, el acuerdo es "satisfactorio", en momentos en que los trabajadores requerían de una urgente recomposición salarial.

Una mirada cruda

En un sentido totalmente opuesto se pronunció ante la consulta de este Diario Omar Farah, de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Tandil (Apymet).

"Hay muchas empresas que vienen pagando la primera parte del aumento, del 26 de junio, y que verán cómo se paga el resto. Esto es imposible de otorgar para el sector en las condiciones actuales. Pero hay que cumplirlo, es el mínimo del Convenio así que cada una de las empresas irá viendo cómo adecuarse a este aumento", observó en principio.

-Puso en duda lo del porcentaje en los incrementos. ¿Qué números maneja?

-Son 1350 pesos hasta la segunda quincena de septiembre: 500 pesos que teóricamente se pagaron en junio, 350 en agosto y 500 que se va a pagar en septiembre. Si uno lo lleva a horas, daría un 31, 25 por ciento para la categoría más baja; cuando se va subiendo de categoría, en desmedro de esto se llega a un 15 por ciento en la categoría más alta. Esa es la suma fija, pagadera en forma única, no remunerativa ni a cuenta de nada. Luego viene, a partir del 1 de octubre, un 12 por ciento de aumento, pero con un mínimo de 2,50, con lo que estamos hablando de 1,25 peso la hora en la categoría más baja, que da un 15, 6 por ciento. Después, da un 15 por ciento en diciembre y un 18 por ciento en febrero. Es un 18 por ciento de aumento a febrero, sobre la base del cálculo de mayo. Está bien, la UOM viene con salarios atrasados en la negociación, y no sería un aumento grande si hubiera actividad. Pero, con la actividad que hay, es enorme.

El impacto

-¿Cómo impactará en las empresas?

-Tienen que pagarlo, aunque sea en proporciones, los que están suspendiendo a la gente y cobrando subsidios. Este es el tema: ¿Cómo, si estamos pidiendo subsidios, hablamos de aumentos? Esto va a acelerar los despidos, no me cabe ninguna duda. Los subsidios no alcanzan, la crisis continúa, y si no hay una mejora en agosto o septiembre los despidos se van a acelerar.

La realidad es que cada empresa lo irá adecuando a la forma en que pueda pagarlo, pero al período máximo hay que llegar con el aumento correspondiente y las sumas fijas no remunerativas pagas.

No creo que esto se pueda pagar estrictamente de esta manera con el nivel de actividades que tenemos hoy. Esto lo único que va a lograr es acelerar suspensiones y, en caso de que los subsidios no alcancen, acelerar los despidos.

-Es lo que adelantó la semana pasada, ahora con un agravante...

-Sí, todavía estamos discutiendo si esto es temporario o es una recesión definitiva. Si es temporario, a fines de agosto o mediados de septiembre tenemos que notar el cambio de tendencia, y si no levanta para esa fecha va a ser muy difícil que en los últimos tres meses del año, cuando se para la actividad, esto repunte.*

Comentá la nota