Para la UCR empresarios deben priorizar mano de obra local

Con el propósito de estimular que la industria priorice la contratación de mano de obra fueguina, desde el radicalismo proponen otorgar exenciones impositivas al sector. Para ello, con el eslogan «Compre fueguino. Contrate mano de obra local», elevarán propuestas al Concejo Deliberante de Río Grande y a la Legislatura Provincial.
Para la UCR empresarios deben priorizar mano de obra local

Los radicales Gabriel Pluis y Ariel Pagella esperan lograr que la industria priorice a fueguinos.

Galería de Fotos

RIO GRANDE.- Las autoridades provinciales de la Unión Cívica Radical (UCR) elevarán, al Concejo Deliberante local y la Legislatura, proyectos que pretenden estimular en el sector industrial la contratación de mano de obra local, proponiendo para ello eximiciones impositivas que convenzan a los empresarios a priorizar a los fueguinos con una determinada antigüedad de residencia en la Isla.

El presidente de la UCR fueguina, Ariel Pagella, argumentó que se analiza la confección de un proyecto que «establezca algún tipo de tratamiento preferencial en materia de impuestos locales, para que las empresas prioricen la mano de obra local».

«Estamos trabajando intensamente en esto desde el ámbito partidario y en los espacios donde tenemos representación», remarcó el Concejal riograndense, aclarando que estas propuestas -que han sido consideradas discriminatorias por distintos sectores- «surgen a partir de la ley que favorece la industria fueguina».

El radical evaluó que la nueva ley de fomento a la industria electrónica «generará un crecimiento importante a nivel provincial y, desde luego, esto se traduce en más puestos laborales»; por lo que a su criterio «se debe fomentar la priorización en la selección de quienes ocupen esos puestos laborales».

«Esto se lograría a través de lo que, entendemos, debe estar siempre dentro del marco de la legislación vigente y en el plano constitucional», indicó.

Pagella explicó que un proyecto de estas características debe apuntar a que «las incorporaciones se realicen respetando un determinado porcentaje según el tiempo de radicación de las personas».

De todos modos, el titular de la UCR fueguina no desconoció que al impulsar cualquier iniciativa de este tipo «no podemos ni pretendemos ir en contra de lo que establece la Constitución argentina, donde se deja en claro la posibilidad que tienen todos los ciudadanos de transitar libremente el país en búsqueda de trabajo, inversiones o lo que fuere».

«Entendemos que esta tarea se podía encarar a través de darle algún tratamiento preferencial a la hora de abonar los impuestos locales», adelantando así que en la Legislatura se intentará reflotar un proyecto elevado por el representante radical, Gabriel Pluis, denominado «Compre fueguino. Contrate mano de obra local».

Cajoneado

Pagella indicó que la autoría del proyecto «Compre fueguino. Contrate mano de obra local» es del legislador Pluis y, que si bien el mismo tomó estado parlamentario en la quinta sesión ordinaria de la cámara el 21 de agosto de 2008, desde entonces permanece «prácticamente cajoneado» en la comisión 3.

En la iniciativa, Pluis explica que el «Compre fueguino. Contrate mano de obra local», nace a partir de «la crítica situación económica y financiera que vive nuestra provincia, y de la necesidad de apartar herramientas legales que permitan fortalecer al sector privado como fuente de desarrollo sostenible y sustentable local».

En ese sentido, el Legislador radical entiende que se trata de «una manera concreta, ágil y eficiente de optimizar los recursos existentes, para la promoción de la región y el arraigo de sus habitantes».

Asimismo, destaca que el proyecto merece su tratamiento y aprobación «en la convicción de que vivimos en una Provincia dotada en una potencialidad geopolítica aún por descubrir, por lo que encontramos sustancial insistir en el fomento de la libre iniciativa privada, otorgándole prioridad a su vinculación con el Estado; a la producción de aquellos emprendedores con domicilio legal y asiento principal de sus negocios en Tierra del Fuego, que además asuman el compromiso social de contratar mano de obra de personas nativas que acrediten una residencia anterior comprobada o que hayan egresado de establecimientos educativos reconocidos por enseñanza oficial de la Provincia».

En uno de los párrafos de la iniciativa, Pluis argumenta que «a conciencia o inconscientemente, en Tierra del Fuego se ha postergado a muchos de nuestros hombres y mujeres en la plenitud de su vida productiva, habiéndose generado una inexcusable deuda interna que pretendemos pueda empezar a corregirse».

«El compre fueguino, y contrate mano de obra local significa una enorme apuesta a la creatividad de nuestra gente, en pos de alcanzar una integración plena con profunda conciencia nacional en la construcción de una sociedad más justa y solidaria», sostiene.

Para el Convencional constituyente (mc) de Río Grande esto significa «una abierta convocatoria a las familias arraigadas en la Tierra del Fuego, como un instrumento válido para propender su afianzamiento».

Fueguinos primero

Para Pluis, el proyecto «Compre fueguino. Contrate mano de obra local», implica una «reafirmación de la férrea voluntad de un pueblo para transitar conjuntamente con organizaciones intermedias de carácter económico, profesional, gremial, social y cultural una nueva forma de alianza estratégica a partir de su activa participación y consecuente difusión».

«Esta iniciativa es darnos la posibilidad de reencontrarnos en el camino de la producción, como derecho y deber social para asegurar la dignidad en un marco de equidad y seguridad jurídica, y significa una alternativa legislativa para sumar los reclamos colectivos de los jóvenes nacidos y criados en la Tierra del Fuego que ven absurda e injustamente postergados los proyectos de vida que les permita un desarrollo integral de vida armonioso y permanente», agregó.

Por último, Pluis remarcó que «el proyecto en sí significa premiar a los hombres y mujeres que hace muchos años soñaron, llenos de contagiosa esperanza»; ponderando que representa «una invitación a volver a caminar juntos por las sendas del progreso, del comercio y la industria local con la responsabilidad social tantas veces declamadas y otras tantas postergadas».

Comentá la nota