Para elegir postulantes, se priorizará el examen escrito

Los consejeros del CAM trabajarán hoy y mañana en la corrección de estilo del reglamento, que el lunes será enviado al Poder Ejecutivo. En caso de que dos candidatos lleguen empatados al final de un concurso, el resultado de la prueba de oposición servirá para establecer el orden de mérito definitivo.
En un concurso que lleve adelante el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), si dos postulantes llegaran al final del proceso de selección con el mismo puntaje, el resultado que cada uno hubiera obtenido en la prueba de oposición será lo primero que se tendrá en cuenta para desempatar (prevalecerá el que haya obtenido más puntos en el examen escrito) y para establecer el orden de mérito definitivo.

Pero también serán considerados, en importancia decreciente, otros factores. Esto fue dispuesto en el reglamento interno del nuevo órgano, que tendrá un rol clave en la cobertura de los cargos vacantes en el Poder Judicial.

Luego de haber evaluado a los aspirantes, proceso que constará de tres fases (examen escrito, calificación de los antecedentes y entrevista), el CAM establecerá, de forma fundada, el orden de mérito final para, entonces, poder elevar al gobernador la nómina de los cinco primeros, de manera que el mandatario elija a uno por cargo.

Para que el CAM pueda cumplir con tal finalidad, el artículo 45 del reglamento establece: "en caso de paridad tendrá prioridad: 1) la calificación de la prueba de oposición. 2) La antigüedad del postulante en su cargo (para el caso de que fuera un magistrado que concursara por otro despacho), función o ejercicio de la profesión. 3) La correspondencia entre el domicilio real del postulante y la competencia territorial del cargo que se concursa". La fórmula finalmente plasmada fue la que permitió evitar que se produjera una polémica teniendo en cuenta lo que había propuesto Jorge Cinto, representante de los abogados del sur, durante la sesión anterior.

Cinto había promovido que, en el momento de confeccionar el orden de mérito definitivo de postulantes seleccionados para la cobertura de un cargo en los tribunales de Concepción o Monteros, en caso de empate entre dos o más, se diera prioridad al que acreditara haber residido durante los últimos cinco años en el radio de 30 kilómetros de donde estuviera asentado el despacho o vocalía en juego.

Los consejeros trabajarán durante el fin de semana en la corrección de cuestiones de estilo y de redacción del reglamento, que el lunes será enviado al PE para que lo publique en el Boletín Oficial. Esto sucederá el miércoles, porque el martes es feriado. Entonces, se hará formalmente la convocatoria de los dos primeros concursos para la cobertura de cuatro cargos en la Cámara en lo Civil y Comercial Común de esta capital, y de dos en la cámara del mismo fuero de Concepción.

Propuesta de Gandur

En el caso del puntaje que, en el rubro antecedentes, se otorgará a un concursante por su carrera judicial, prácticamente, no fue tocado el esquema que impulsaba Antonio Gandur: por el desempeño del cargo de magistrado, fiscal o defensor en el fuero en el que se concursara, se asignará entre 10 y 12 puntos; por el ejercicio en un fuero diferente, entre ocho y 10 puntos; entre seis y ocho puntos, por la prestación de servicios como secretario, prosecretario, o relator de primera o segunda instancia; y hasta cuatro puntos, por otras funciones judiciales.

La única variación sustancial fue en relación con quienes se desempeñaran como relatores de Corte, a quienes Gandur les reservaba entre 10 y 12 puntos. No obstante, se dispuso que se les concediera entre 8 y 10 puntos, por propuesta del consejero por los jueces, Eudoro Albo.

Comentá la nota