Para Eduardo Menem ciertas maniobras desmerecen la calidad institucional de la provincia

El diputado Machicote acusó al diputado electo, Néstor Bosetti de "extorsión". A partir de allí, diferentes operadores políticos. Idearon "prohibirle" asumir la banca que le dio la voluntad popular con sus votos. Para el ex senador Eduardo Menem, "desde el gobernador para abajo deberían salir a rechazar este tipo de maniobras".
Porque es preocupante para la Democracia que "algunos que se creen con poder se lleven todo por delante. Eso es muy preocupante". La república, la Constitución, las leyes y una basta jurisprudencia avala a los representantes de la oposición asegura Menem

El ex senador Eduardo Menem dialogó con RADIO FÉNIX y se mostró optimista. "Estamos con ganas de poner a nuestra gente en la Legislatura, para poner en práctica sus promesas, mediante una oposición constructiva, pero firme, que se traduzca en beneficios para la comunidad" primereo Menem.

Es que Lealtad y Dignidad, luego de las últimas elecciones, mejoró su performance representativa en la Legislatura provincial. "Y eso molesta a algunos" dice el ex senador.

Hace referencia directa a la operación política tendiente a enrarecer el clima social en la provincia. Generando tensión, intranquilidad y bronca en los electores. Para Eduardo Menem, hablar de la sola posibilidad de impedir la asunción de un ciudadano electo por la voluntad popular, "es ignorar totalmente como funciona una democracia. Los diputados han sido electos por el pueblo. A ellos los ampara la voluntad del pueblo, los ampara la constitución y una amplia jurisprudencia de la Corte Suprema. Las manifestaciones de Machicote no tienen ningún asidero" aseguró.

Para ejemplificarlo trajo a colación el caso Patti. "Imagínese que en el caso de (Eduardo) Patti, la Corte Suprema de la Nación falló a favor de la voluntad popular. Porque no había ninguna condena de la justicia al respecto de su posible participación en la violación de derechos humanos en la última dictadura militar" explicó Menem.

"Legalmente un grupo de diputados no pueden impedir, prohibir la asunción de un diputado que no les convenga" indicó el ex senador. "Eso sería destruir la república y la democracia. Coartaría la posibilidad de que exista una oposición".

Lo Preocupante

"Me preocupa que algunos que se creen con poder se lleven todo por delante. No basta con decir "me extorsionaron". Sino sería muy fácil hacer denuncias para impedir que asuman los diputados de la oposición. Esto es muy preocupante. Sobretodo, porque deberían ser las mismas autoridades provinciales, desde el gobernador para abajo. Quienes deberían salir a rechazar este tipo de maniobras que solo sirven para entorpecer el panorama político y desmerecer la calidad institucional de la provincia" concluyó el ex senador nacional por La Rioja.

Comentá la nota