Para los economistas la cuota ayuda, pero no despeja las dudas

Con un ministro de Economía marplatense, la metáfora de cómo "surfear" la estrechez fiscal de 2009 y 2010 caló profundo entre los economistas. Y en este debate, la llegada de la cuota de US$ 2.500 millones del FMI es vista por los analistas como un "stock estabilizador" que ayuda, pero que en ausencia de otras medidas, corre el riesgo de seguir financiando la fuga de capitales.

"Sirven para compensar el pago de los BODEN de fines de agosto, pero igual el Gobierno va a tener que salir a buscar plata", opina Miguel Kiguel, de EconViews. Para Miguel Bein, más optimista, "es disuasorio de la fuga de capitales y aleja el fantasma del default".

Los economistas hacen en este caso la misma salvedad del Gobierno: la movida no implica "volver al Fondo". Y eso significa que no tiene el mismo peso en expectativas para el mercado que sumaría una reconciliación con el organismo.

Amado Boudou ya aclaró que "volver al FMI no es una opción". Pero los inversores le asignan ahora una probabilidad mayor, en parte por necesidad y en parte porque se ve a Boudou como un pragmático. "El nuevo ministro cree más que el promedio del Gobierno en la importancia de volver a los mercados de capitales", dijo Carlos Melconián, el primero en acuñar el término "surfeo".

El gran tema hoy entre los analistas es cómo se financiar el 2009 y 2010 si, como muchas proyecciones indican, el superávit primario va rumbo a extinguirse -o casi- de acá a seis meses.

¿Qué posibles "olas" ven los economistas para surfear esta coyuntura? La baja del gasto viene complicada después del resultado del 28, que aflojó la billetera del Gobierno para compensar el debilitamiento político (suba de subsidios para aumentos salariales, reclamos de los gobernadores de una mayor coparticipación, consideración de una rebaja en las retenciones en la mesa del diálogo, etc). También la vuelta a los mercados voluntarios: "Las probabilidades son casi cero con este Gobierno", asegura el economista jefe de un banco de Wall Street, "por más señales que se den, hoy se pagaría mucho de más y terminaría siendo algo indeseable".

Licuar gasto con una mayor devaluación a la actual también parece improbable, porque aceleraría la fuga de capitales. Y tras el 28 hay menos margen político para otro "manotazo" como el de las AFJP (¿Bono encaje?).

No son las única vías: entre los analistas también figuran especulaciones sobre reprogramación de deuda, reforma de la Carta Orgánica del BCRA para usar reservas, postergar pagos a proveedores y a provincias y usar la ganancia contable de la diferencia por tenencias de dólares del BCRA (unos 14.000 millones de pesos este año).

Ya se sabe que Boudou juega al tenis en el Club Darling y que tiene 12 de handicap en golf, ¿Estará a la misma altura como surfer?

Comentá la nota