Para economistas: ‘‘No cambia nada’’

CREEN QUE QUIEN TOMA LAS DECISIONES ES NÉSTOR KIRCHNER. SI SE FUERA GUILLERMO MORENO, «CAMBIARÍA EL INDEC»
Tal como ocurrió cuando Felisa Miceli dejó el Ministerio de Economía o cuando Miguel Peirano hizo lo propio, los economistas consultados no creen que la ida de Carlos Fernández y el nombramiento de Amado Boudou como su sucesor provoquen algún cambio en el modelo. Es que en sí vislumbran que por detrás del ministro, más allá de la figura que ocupe ese lugar, las decisiones se toman en Casa de Gobierno. Además, sostienen que con Boudou y Aníbal Fernández, funcionarios leales a las decisiones presidenciales, en sí se da una señal de mayor profundización del modelo.

Roque Fernández

Para mí esto no modifica en nada. Más que una decisión de cambiar el gabinete, lo que ocurre es una deserción de gente que se quiere ir. Entiendo que Sergio Massa está entre los que tenían intenciones de salir, y Carlos Fernández no creo que se haya sentido cómodo, por lo que debe sentir ahora un alivio. Es por eso que los reemplazos son buscando lealtades, más que definiciones de cambios políticos. Si se fuera Guillermo Moreno, probablemente tampoco signifique gran cosa, ya que no hay un perfil como para que haya un cambio de planes. Los que ocupen el lugar de ministro de Economía van a seguir bajo Néstor Kirchner, haciendo lo que él diga que hay que hacer. Obviamente que si se va Moreno abriría una luz de esperanza de que se puedan dejar de manipular las estadísticas oficiales. En sí, su injerencia en fijar los precios es cada vez menor, y de hecho las empresas cada vez le atienden menos el teléfono.

José Luis Espert

Veo que hay una suerte de combo, entre lo que Cristina de Kirchner expresó en la conferencia de prensa del día después de las elecciones, la renuncia de Néstor Kirchner al partido justicialista y los cambios en el gabinete. En su discurso, la Presidenta, más allá de negar la derrota, dejó entrever que el ajuste ortodoxo ahora lo va a tener que hacer el Congreso; a que ahora es de derecha, según manifestó. En ese sentido, el Gobierno decidió plantarse a la izquierda, y que el ajuste lo haga «la derecha». Y con los cambios ponen a personas con mayor protagonismo, a la vez que Néstor Kirchner se trata de resguardar. Tanto Aníbal Fernández como Amado Boudou tienen más brillo que los que antes ocupaban los cargos que ellos van a tener. Es así que dejan claro que decidieron profundizar su línea.

MARINA DAL POGGETTO

Me parece que no hubiera grandes cambios, ya que a las personas que nombraron para ocupar los cargos de Jefatura de Gabinete y ministro de Economía son de confianza del propio Gobierno. En sí, Amado Boudou comunica mejor que Carlos Fernández y manejó mejor en el Congreso cuando tuvo que defender la estatización de los fondos previsionales. Hay presión para que Guillermo Moreno se vaya, pero todavía no está decidido. Como señal, no significa nada para la economía. Hay que tener en cuenta que si hay que modi-ficar algo, es la decisión del planeamiento económico en sí.

Aldo Abram

No creo que esto vaya a cambiar el rumbo económico. El Gobierno va a profundizar el modelo. Lo que creo que podría frenar esta profundización son los límites que le pongan dentro del justicialismo. Todos miran a la oposición, pero es el mismo Partido Justicialista el que va a intentar llegar a 2011, para las elecciones presidenciales. En ningún momento estuvo en juego un cambio de rumbo y ahora tampoco. De hecho, que asuma Aníbal Fernández en la Jefatura de Gabinete no es una señal de moderación. Amado Boudou mostró hasta ahora que tiene capacidad técnica para cumplir la voluntad del Gobierno. Si se fuera Guillermo Moreno, la señal sería buena, porque es el símbolo de las actitudes del Gobierno que la gente no quiere ver más. Pero tampoco significa que se va a modificar el rumbo económico si eso sucede, ya que éste no es marcado por Moreno, aunque quizá sea un poco menos agresivo el avance.

Comentá la nota