Para echarte, te llaman al celu.

El consorcio de telefonía móvil Sony Ericsson anunció el despido de dos mil trabajadores con el objetivo de ahorrar unos 400 millones de euros hasta 2010.
El gigante sueco-japonés comunicó las cesantías al informar que en el primer trimestre de 2009 registró pérdidas netas por 293 millones de euros, en comparación con las ganancias de 133 millones de euros obtenidas en el mismo período del año pasado.

La compañía informó en Estocolmo que su facturación cayó 36%, a 1.730 millones de euros. Y que la venta de teléfonos móviles se derrumbó 35%, a 14,5 millones de equipos durante el primer trimestre del año.

Comentá la nota