Para Dumeni, la nueva conciliación es “una burla” del Gobierno.

Fiel a su costumbre, la titular de ATECa habló sin pelos en la lengua y disparó contra el gobierno provincial, por despilfarrar recursos sin atender a la educación; y a los Legisladores, que no aprueban las leyes necesarias “porque nadie quiere trabajar”. Hoy es la primera reunión en el marco de la conciliación obligatoria.
"Ya estamos tan acostumbrados a esto, que nos parece una burla”, declaró a Catamarcactual Francisca Dumeni, Secretaria General de ATECa, respecto a la nueva conciliación obligatoria a la que deben atenerse los gremios docentes por disposición del gobierno provincial.

La ardua disputa salarial entre los docentes y el gobierno ya lleva varios meses sin resolución y nada parece indicar que en este nuevo round, se pueda llegar a un acuerdo definitivo.

Las negociaciones comenzarán hoy por la mañana, en la Dirección de Inspección Laboral (también participan los demás gremios docentes; UDA en horas de la tarde y SADOP el lunes).

Al ser consultada a cerca de que si el gobierno provincial le justifica con los números sobre la mesa su imposibilidad de brindarles el aumento salarial, Dumeni no dudó y respondió que “el gobierno no da números de nada. El gobierno lo único que dice es que no tiene”.

Sin embargo, la organización del rally Dakar y los viejos trucos de la campaña electoral clientelista evidencian, según la sindicalista, que la billetera del Ejecutivo todavía tiene plata para la educación: “Todos los que tenían moto y querían hacer la campaña, quince pesos para la nafta, treinta pesos para los que tienen auto, cuarenta y cinco pesos para los que tienen camioneta. Entonces, si la plata es lo que anda y mueve todo eso, ¿por qué no se la utiliza realmente en situaciones críticas; en conflictos como es la educación en la provincia y dejar de andar tirando el dinero?”.

Agregó que las medidas de fuerza que tomaron hasta ahora no perjudicaron a nadie. Y con el fin de aminorar las críticas sobre la metodología de los paros, ratificó su polémica aseveración de que la educación “no es un servicio esencial”, básicamente porque “no es de vida o muerte”, como lo es la salud.

Dumeni no se olvidó de la Subsecretaria de Educación, Silvia Arreguez: “La señora Subsecretaria se sintió muy sola porque no tenía a quien esté respaldando este inicio [del ciclo lectivo]. Nosotros queremos que ella vea, [sic] porque ella fue una de las partes que estuvo en la última conciliación y no tuvo respuestas a nuestro petitorio”

También responsabilizó al gobierno por las malas condiciones edilicias en la que se encuentran muchos establecimientos educativos excepto, la Escuela No.257, inaugurada “con bombos y platillos” por Cristina K, la cual, sin embargo, aún no funciona por no estar terminada.

La “Honorable” Cámara de Diputados, también fue blanco de duras críticas por parte de Dumeni: “todavía no tenemos aprobado el presupuesto 2009, ni la ley de educación. Y esto no es porque no haya un anteproyecto, sino, sencillamente, porque nadie tiene ganas de trabajar. ¿Para que se pagan tantos legisladores, y lo que cobran si las leyes acá andan por cualquier cajón de la Legislatura?”

Finalmente, respecto a las medidas que adoptaría ATECa en caso de fracasar las negociaciones, Dumeni afirmó que recién luego de conocer la propuesta del gobierno, (y pasado el término de los quince días de la conciliación) se tomarán cinco días para decidir los pasos a seguir.

Comentá la nota