Para los dirigentes empresarios, el hiper no representa una amenaza

Tanto el titular de AERCA, Gabriel Rosignoli, como de ACOVIM, Roberto Salomón, destacaron el potencial de los negocios del centro. Ambos dirigentes subrayaron acciones para contrarrestar posibles efectos negativos
La semana que pasó seguramente no fue otra más para la ciudad. Fue la semana en que abrió sus puertas el primer hipermercado de la región. Mucho se ha hablado y escrito sobre las grandes superficies, pero vale recordar que la luz roja se encendió hacia fines de la década pasada, cuando el posible arribo de emprendimientos de esa envergadura generaron la reacción del comercio local. Producto de ello fue la ordenanza que regula los negocios de ese tipo, que impone ciertos límites al lugar de emplazamiento.

Otra era la realidad de la ciudad en esa época. Los años de recesión golpeaban duro y la zona céntrica presentaba gran cantidad de locales cerrados; los carteles con la inscripción “se alquila” se ponían amarillentos por el paso de los días. El panorama era desolador.

Por estos días, esa misma zona ha cambiado de manera sustancial, definitiva. Las viviendas que no desaparecieron se reciclaron en locales y el radio comercial se extiende sin respetar viejos prejuicios.

En este escenario irrumpió el Hipermercado Libertad, un jugador fuerte dentro del sector a nivel nacional y el impacto que puede tener en el comercio local no deja de generar dudas.

Para indagar sobre las posibles repercusiones del emprendimiento, PUNTAL VILLA MARIA dialogó con representantes del comercio local y también con un profesional en marketing.

Crecimiento armónico

Por su parte, Roberto Salomón, titular de la Asociación de Comerciantes de Villa María (ACOVIM), destacó que el sector se adelantó a la llegada de los hipermercados con la regulación municipal citada anteriormente.

“Queremos que el crecimiento de la ciudad sea armónico, que estas grandes superficies no produzcan un daño sino que vengan a contribuir al crecimiento de la ciudad, especialmente en el sector comercial. Nosotros hemos llegado a la conclusión que para que Villa María sea un polo comercial importante tiene que tener negocios y comercios importantes. No podemos tener un área comercial pequeña si queremos darle ese impulso”, afirmó el dirigente.

Sobre la posible afectación que podría sufrir el comercio local, señaló que “no creo que sea muy negativo, como sí lo hubiera sido años atrás sin la regulación. Esto es un supermercado grande, no otra cosa. Venden fundamentalmente comestibles; la competencia directa va a ser con los otros supermercados, que son también mega emprendimientos. Si hacemos un análisis del tipo de negocios que rodea a este hipermercado, vemos que en realidad se trata de un negocio inmobiliario de la empresa; ellos hicieron locales para alquilar y nada más. Quien busque ropa o zapatos allí se va a encontrar con un negocio, mientras que en el centro tiene cuarenta y cincuenta zapaterías, más de 80 tiendas de ropa, y así con todos los rubros. No se puede comparar la oferta”.

Para el presidente de la Asociación de Empresarios (AERCA), Gabriel Rosignoli, el inicio de actividades del hiper tendrá “en un principio un impacto negativo frente a los comerciantes que están en el centro, porque por la lógica del producto nuevo la gente se va a trasladar para conocerlo. Ahí está la inteligencia de cómo trabajar en conjunto para revitalizar el casco céntrico. Hay que tomar medidas inteligentes, no ahogarse en un vaso de agua y hacernos más competitivos”.

Agregó que “hay que tratar que el golpe no sea muy fuerte y revertirlo. Es un comercio nuevo, que tiene sus ventajas por ser un hiper, pero que hay resaltar las ventajas del comercio local. No es para volverse loco, sí tener cuidado”.

Propuestas

Las dos entidades consultadas están trabajando en proyectos para impulsar más al sector céntrico local, con la finalidad de volverlo más competitivo ante este emprendimiento y otros de ese tipo elijan la ciudad para expandirse.

En ese sentido, hay que destacar que ya se conoce que otra gran cadena con presencia nacional se instalará en la ciudad, en la zona del barrio Las Playas.

“Una de las acciones que estamos llevando a cabo es la remodelación de todo el casco céntrico, las veredas, luminarias, hay que hacer más dinámico el estacionamiento. Siempre fuimos el centro de la región; esto va a ser un atractivo más, para que la gente además de pasar por el hiper venga al centro de la ciudad. El comerciante de Villa María es dinámico, inteligente; hay que usar estrategias conjuntas en temas publicitarios, realizar eventos; son muchas las herramientas para poder atraer a la gente”, afirmó el titular de AERCA.

Por otra parte, ACOVIM se encuentra trabajando en un proyecto para emplazar un centro comercial en un predio adyacente a las vías férreas. La intención es construir allí locales comerciales, lugares de esparcimiento, salas de conferencias y estacionamiento.

“El casco céntrico no tiene más lugar, ni para poner negocios nuevos ni para estacionar. Tenemos un lugar que actualmente es un baldío en pleno centro, que no sirve para nada. Nuestra propuesta es hacer algo lindo, generar puestos de trabajo. Habiendo 80 ó 100 comercios más allí, se imaginará la mano de obra que se generará”, se entusiasma Salomón.

El comerciante sostuvo que hace años que trabajan en la propuesta y que su concreción depende de una decisión política.

“La venimos presentando a los gobernantes y nunca fuimos escuchados; esta vez fuimos escuchados por el oficialismo, pero no lo hizo la oposición. Esperamos que revean esa posición y podamos llegar a un acuerdo que permita el crecimiento de Villa María, porque nosotros tenemos que dar respuestas y no podemos hacerlo de otra forma. Lo mismo le ha pasado a la industria, pero ellos tuvieron más suerte ya que consiguieron el espacio”.

Comentá la nota