Para Diana Conti, "los malos jueces dejaron de tener impunidad política"

La diputada kirchnerista e integrante del Consejo de la Magistratura defendió hoy la eficacia de ese organismo judicial, al recordar que desde la reforma fueron acusados dos magistrados, uno fue destituído, en tanto que otros 31 renunciaron ante la inminencia del juicio político.
La estadística elaborada por la legisladora del Frente para la Victoria contrasta con las cifras de la primera época del Consejo de la Magistratura, que en ocho años de labor acusó a 17 jueces, destituyó a 2, absolvió a 5, mientras que sólo 10 optaron por la renuncia del Poder Judicial de la Nación.

"Lo único que molesta del actual Consejo de la Magistratura es que los malos jueces hayan dejado de tener impunidad política", argumentó la diputada del Frente para la Victoria, reelecta en los comicios del 28 de junio, al defender el trabajo de los consejeros a partir de la reforma de finales de 2006.

A través de la Ley 26.080, el Consejo de la Magistratura redujo de veinte a trece los miembros del organismo, cuya modificación abrió un debate, no clausurado aún, acerca de la eficacia y la hegemonía en el organismo.

En ese sentido, Conti dijo que "todos los planteos de reforma serán analizados pero no avanzaremos en ninguno que pretenda la complicidad con la corrupción judicial".

La legisladora oficialista informó que al "31 de diciembre de 2006 se encontraban en trámite 398 expedientes, durante 2007, ingresaron 409, lo que da un total de 807, de los cuales fueron resueltos 497. En tanto, durante 2008 se tramitaron un total de 649, resolviéndose 398 expedientes".

Recordó, además, que el Consejo de la Magistratura introdujo una serie de variantes en el procedimiento de selección de magistrados "que han permitido la realización de un mayor número de concursos y ha acelerado el trámite de cada uno de ellos", aseguró Conti.

También, el organismo adoptó otras medidas, entre las que se encuentran la transparencia y publicidad de los actos del Consejo, que terminaron con la confidencialidad de los trámites y de la actividad regular "lo que lo tornaba invisible para la ciudadanía", fundamentó.

Otro aspecto de la reforma fue la unificación de las comisiones de disciplina y de acusación, lo cual, para Conti, "permite una mirada más integral sobre el desempeño de los magistrados y aplicar sanciones sin necesidad de iniciar procesos de remoción".

De acuerdo con la estadística pública, entre 1998 y 2006 (la primera etapa del Consejo) se aplicaron 18 sanciones y, desde diciembre de 2006 al presente, hubo 13. "Este Consejo hizo hincapié en impedir que las causas demorasen años, tal como venía ocurriendo", precisó Conti, quien añadió que el organismo "fijó en seis meses (prorrogable por otros seis, es decir, un año en total) el plazo para agilizar la investigación preliminar".

Durante el año 2008, Conti presidió la comisión de selección, período durante el cual se produjeron "la mayor cantidad de concursos para cubrir vacantes en un año", informó.

"En los años 2007, 2008 y el primer semestre de 2009 se han convocado a 79 concursos, mejorando lo realizado por este Consejo en el período 2004/06 cuando se convocaron a 77 concursos y lo hecho en 2001/03 cuando se convocara a 48″, puntualizó la diputada y miembro del Consejo.

Durante el balance de gestión comparada entre la primera etapa y la posterior de la reforma, Conti dijo que se produjo una disminución en la planta de personal del Consejo de 872 agentes, "sin que dicha situación se tradujera en una disminución de la cantidad y de la calidad del trabajo desarrollado".

Finalmente, Conti precisó que el ahorro obtenido es destinado "a la adquisición de nueva tecnología y a la capacitación del recurso humano existente".

Comentá la nota