Para destrabar conflicto, proponen un subsidio para ex trabajadores de Zanon

Es para los que no integran Fasinpat, quienes reclamaron a la Legislatura vincular el cobro de su indemnización al proceso de expropiación.

El proyecto de ley fue presentado por el diputado de Servicio y Comunidad, Daniel Baum.

Con el fin de destrabar el conflicto que se generó durante la discusión legislativa del proyecto de expropiación de Zanon entre los ex trabajadores que no están en la cooperativa y aquellos que explotan la fábrica a través de Fasinpat, el diputado provincial de Servicio y Comunidad, Daniel Baum, presentó un proyecto de ley para que el Estado provincial subsidie por única vez a aquellos que se quedaron sin trabajo al momento de la quiebra.

El diputado presentó la iniciativa en la sesión del miércoles para discutirla cuando se retome la actividad en la Legislatura luego del receso invernal. Es un proyecto de ley que crea un subsidio compensatorio para aquellos que se dieron por despedidos cuando Zanon realizó el lock out patronal.

"Sería un subsidio de una única vez para quienes acrediten cinco años en el momento de la quiebra, tanto para aquellos que participaron del juicio de la quiebra como para los que no", dijo el diputado.

Baum señaló que, como los obreros de Fasinpat no se dieron por despedidos y no realizaron un reclamo judicial por sus indemnizaciones, este subsidio no les correspondería a ellos.

"Con la expropiación se achica el pasivo de la empresa, el juicio de los ex trabajadores que han litigado y reclamando judicialmente su indemnización es de muy difícil cobranza. Me imagino que esta gente si tuvo toda la habilidad para hacer este lock out patronal dudo que hayan dejado activos para hacer frente a los salarios caídos de tantos empleados", sostuvo el diputado.

Subsidio

El subsidio sería calculado de acuerdo al salario mínimo vital y móvil por cada año de antigüedad. "Aquel que trabajó veinte años y fue despedido recibirá una indemnización cercana a los 20 mil pesos y aquel que trabajó cinco años tendrá 5 mil pesos a su disposición por única vez", remarcó Baum.

Según su cálculo, el Estado desembolsaría alrededor de 3 millones de pesos para enfrentar estas derogaciones que afectan alrededor de 150 familias. "La iniciativa deja la posibilidad al Estado de enfrentarlas de la forma que crea convenientes, en efectivo si tuviera el dinero o en cuotas", añadió.

Aval

El proyecto de Baum contó con el apoyo de su compañero de interbloque Carlos Sánchez, de Apertura Popular. "Pero tuvo muy buena recepción por parte de los demás legisladores. Creo que es la forma adecuada para destrabar el conflicto que se generó y permite que se continúe con la discusión de la expropiación, la cual ya adelantamos que acompañaremos", dijo el diputado aliado al oficialismo provincial.

El legislador señaló que incluir en la expropiación la compra de los créditos laborales sería hacerse cargo de la quiebra. "Las acreencias de las quiebras forman parte de un conjunto de otras deudas que no son tangibles como los bienes físicos que expropiaríamos, no terminaríamos nunca de definir el precio por el cual la provincia compraría esos bienes", precisó.

Y añadió que es muy importante "no mirar para otro lado" ante la problemática que plantearon los ex trabajadores que no están en la cooperativa Fasinpat. "Si vamos a solucionar este conflicto, hay que hacerlo bien", afirmó.

Comentá la nota