Para Desarrollo Humano hay un 20% de pobres

El Ministerio de De­sa­rro­llo Humano calculó que en el primer semestre del 2009 San Juan tuvo un 20% de pobres, lo que representa a unas 144.000 personas. Este número implica una suba del 1,6% con respecto a la media registrada el año pasado.
El ministro del área, Daniel Mo­lina, explicó que a este porcentaje de pobres se le suma un 4,8% de indigentes que representan casi 3.500 personas y que esta cifra se vienen manteniendo desde el año pasado.

El funcionario opinó que si bien el aumento de casi dos puntos se sintió en muchos ho­gares, este numero no es significativo si se toma en cuenta la gran crisis económica por la que atravesó el mundo en la primera mitad del año. "Tenemos que tener en cuenta que el agro sanjuanino tuvo una muy mala temporada y que desde hace un tiempo se viene parando la construcción", arguyó el mi­nistro.

Con respecto a la forma de medir estos índices, el funcionario comentó que como en San Juan no hay un organismo oficial que elabore este tipo de estadísticas, el Mi­nis­terio cuenta con un área de monitoreo que hace el trabajo. Se aplican procedimientos estadísticos que permiten una muestra de unas 500 personas de determinadas zonas, elaborándose proyecciones con es­tos números.

A la pregunta de quiénes son pobres y quiénes indigentes, Molina respondió que para determinar esto se aplican los mismos indicadores del Indec. Es decir que pobre es aquel que no alcanza a co­brar lo necesario para cubrir gastos de alimentación, traslado y esparcimiento, en tanto que indigente es aquel al que no le alcanza para comprar la comida.

Si bien en los últimos meses la pobreza subió el 1,6%, este número viene en picada desde que se comenzó a medir en el 2004 cuando el porcentaje de pobres era de 51% y el de indigentes, 20%. Paralelamente, en medio de la disminución de la pobreza, el gobierno local elevó de $27 M en el 2005 a $150 M en el 2009 el gasto del Ministerio de Desarrollo Humano.

Polémica nacional

Mientras el Indec habla de un 15,3% de pobres y un 4,4% de indigentes en Argentina, Néstor Kirchner calcula un 20%, en tanto que los privados hablan de un 30% y la Iglesia arriesga un 40%.

En medio de esta danza de números, desde el Indec ya hablan de cambiar la manera de medir la pobreza y pasar de censar los ingresos a evaluar el nivel de gastos de la gente.

Comentá la nota