Una ley para no cumplir la ley no tuvo consenso en la Legislatura

Los diputados del PJ Marcelo Abraham, Pedro Lozano y Miguel Rioja intentaron introducir excepciones a la ley 3548 que establece restricciones en los horarios de locales bailables. Querían que no solo la cena Blanca sino el Carnaval y las fiestas de fin de año quedaran fuera de la norma
Finalmente solo salió una resolución aclarando al Poder Ejecutivo que la celebración estudiantil puede extenderse más allá de las 4. Miguel Morales recordó que los propios legisladores del Justicialismo le habían pedido al gobernador que tome medidas urgentes por los excesos en la noche jujeña.

La flexibilización de la Ley 3548, que pone topes al horario de los locales bailables, aterrizó en la Legislatura y abrió un debate en torno a la conveniencia de las restricciones, que según el Gobierno han logrado reducir significativamente los accidentes de tránsito y los hechos de violencia durante los fines de semana.

La excusa fueron las quejas de algunos pocos padres con mucha prensa que pidieron se haga vista gorda a las disposiciones de la ley y sus hijos puedan disfrutar de la Cena Blanca –el baile de los egresados secundarios- hasta más allá de las 4 de la mañana.

Pero Abraham, Rioja y Lozano fueron mucho más allá y argumentaron que no solo la Cena Blanca sino también el Carnaval y las fiestas de fin de año debían ser exceptuados del tope horario.

El polémico proyecto tomó estado parlamentario en la última sesión ordinaria de la Legislatura con poco consenso en el seno del bloque del PJ, donde no está visto con buenos ojos promover leyes que contradigan al Ejecutivo.

Desde el propio PJ, Miguel Morales recordó que la modificación de la ley 3548 fue un proyecto que mandó el gobernador Walter Basilio Barrionuevo a pedido de los diputados oficialistas que le habían pedido medidas urgentes para poner fin a la inseguridad en la noche jujeña.

Morales también sostuvo que desde que se aplicó la restricción horaria se redujeron significativamente los accidentes de tránsito y los casos de violencia y ebriedad. Infirió que en consecuencia, la disposición ha dado buenos resultados y no debe hacerse marcha atrás con la normativa vigente.

Tras un extenso cuarto intermedio, el proyecto de ley de Abraham, Rioja y Lozano quedó reducido a una resolución que solamente aclara al Poder Ejecutivo que la Cena Blanca no está alcanzada por la ley.

Comentá la nota