Para cubrirse de la crisis, prevén recortes de gastos

Cambio de hábitos entre los consumidores.
BUENOS AIRES.- Casi siete de cada 10 argentinos recortarán gastos este año en medio de temores a perder el empleo y la necesidad de ahorrar, por lo que el consumo crecería sólo 1,9%, según diversos sondeos. La crisis mundial es el eje al que se ataron las proyecciones de los asalariados, que en los tres últimos meses frenaron gran parte de las transacciones y compras grandes -como inmuebles, automóviles, acciones empresariales- que tenían previstas.

Un estudio de la consultora CERX indicó que el consumo arrancó este año con la misma prudencia que mostró en los últimos meses de 2008, se mantendrá “prudente y moderado” hasta diciembre. En ese marco, el sector privado prevé que el consumo crezca de 1,9% en todo el año, por lo que las empresas tendrán que adaptarse a los nuevos parámetros mejorando su competitividad, indicó la consultora. De acuerdo con la encuesta de expectativas, el 98,7% de los consumidores tiene planeado controlar más o igual sus gastos de lo que lo hizo el año pasado.

Si bien advierte que no hay parálisis en la demanda, indica que el público está dispuesto a gastar sólo en lo necesario. En esa instancia, el informe de CERX coincide con el de la empresa TNS Gallup Argentina, cuyos resultados señalan que el 66% de los consumidores encuestados advirtió que recortará sus gastos y el 58% aseguró que no tendrá capacidad de ahorrar.

Datos preocupantes

En tanto, el consumo en supermercados subió un 34,6% y en los centros de compra un 21,9% durante 2008 respecto de 2007, pero sobre el final del año mostró una desaceleración producto de la crisis económica mundial.

En diciembre, las ventas aminoraron y el crecimiento fue el más bajo desde mayo de 2007, ya que sólo subieron 14% en los shoppings y 12,9% en los supermercados, comparado con igual mes del 2007, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Según el organismo, en diciembre último las ventas en supermercados cayeron 3,1% respecto de noviembre último y, efectuando la misma comparación, en los centros de compras subieron 7,7%.

Pero el dato más preocupante es que en diciembre las ventas en los supermercados mostraron su menor crecimiento desde mayo de 2007, hace 19 meses. Respecto de noviembre, las ventas constantes -aquellas que desagregan la inflación y miden las cantidades- bajaron 3,1%. (NA)

Comentá la nota