Para controlar las crecientes, la Provincia apuesta a las represas

Simone negó que se hayan desentendido de la limpieza del río. “No echamos a la comisión honoraria”, señaló.
Para controlar el efecto de las crecientes del río Cuarto, la Provincia apuesta a la construcción de dos represas, La Tapa y Piedras Blancas, en la cuenca alta.

Lo dijo ayer el delegado regional del Ministerio de Obras Públicas de Córdoba, Osvaldo Simone, en diálogo con PUNTAL.

El funcionario provincial formuló declaraciones en respuesta al artículo periodístico publicado el domingo pasado que hacía referencia a la falta de limpieza del cauce.

En él se habla de dos canales aliviadores taponados, que hacen crecer las posibilidades de desbordes del río durante eventuales crecientes, y la falta de control de las obras de defensa costera.

Simone negó que la Provincia haya descuidado el río y aclaró que no hay ningún problema en trabajar juntamente con la Comisión de Defensa de las Costas del Río.

“Lo que está faltando realmente para el control de las crecientes extraordinarias son las obras hidráulicas en la cuenca alta. Esto es la construcción de las represas de La Tapa y Piedras Blancas”, expresó.

Y añadió: “Las dos están proyectadas y falta ejecutarlas. Ésas son las obras centrales que realmente van a controlar las crecientes”.

Simone señaló que “hay un tratamiento del cauce del río (por parte del gobierno provincial) que se ha hecho en determinados momentos, como el posterior a la creciente de enero del 2007”.

Y agregó: “A partir de ahí hicimos un par de intervenciones importantes en el cauce, como algunos canales que se construyeron aguas arriba del puente Islas Malvinas y a la altura del puente nuevo, que hasta este momento han funcionado correctamente”.

-Sin embargo, hay canales que están taponados y por ello hay riesgo de desbordes del río si vienen crecientes.

-En realidad son canales que sirven para el sistema de riego de todo lo que es el cinturón verde. Es cierto que requieren un mantenimiento. Pero lo que no es tan cierto es que el embancamiento pueda producir desbordes del río en la ciudad.

“Hay que limpiarlos para que sirvan como elemento de riego y eventualmente ante un exceso hidráulico de una creciente sí pueden ayudar. Pero descarto que sean responsables de un desborde”, reiteró.

Simone dijo a continuación que “tenemos proyectado hacer este trabajo en marzo” y, ante la consulta de por qué no se lo hizo antes señaló que “hubo otras prioridades” en la delegación.

En relación con la denuncia de obras incompletas en el primer azud, el funcionario provincial respondió: “No hace falta un terraplén. Las obras contempladas en el primer azud se ejecutaron totalmente”.

Y acotó: “Parecía que bañarse en las aguas del río era el pecado capital porque supuestamente estaban contaminadas. Pero se hicieron estudios y se dijo que eran aptas para la recreación”.

En tanto, con respecto al pedido de no instalar el gomón en el azud del puente ferrroviario para evitar que se contamine el espejo de agua por los arrastres del arroyo

El Bañado, Simone puntualizó: “Si ante la eventualidad de que con un segundo gomón podemos tener problemas de contaminación, cualquiera de esas causantes (que enumera la nota) deben ser eliminadas, esté o no el gomón”.

También dijo que “el segundo espejo de agua estaba pensado para la recreación del barrio Alberdi”.

-¿La Provincia tiene algún problema en trabajar juntamente con la Comisión del Río?

-No hay ningún problema en trabajar con la Comisión del Río. Nosotros pensamos que hay que trabajar coordinadamente.

A renglón seguido, Simone negó que el alejamiento de la citada comisión haya sido por decisión de la Provincia: “La comisión pasó a ser asesora no por decisión provincial sino municipal. Ella misma retiró del funcionamiento las máquinas, ya sea por su propia decisión o por la de la gestión municipal de ese momento”.

Respaldo al Centro Cívico

Los legisladores provinciales María Amelia Chiófalo (PJ) y Roberto Birri (Frente Cívico y Social) se reunieron ayer con el intendente interino Eduardo Yuni para dar su respaldo a la construcción del Centro Cívico que se piensa levantar en cercanías del puente ferroviario. Allí se llevará la Subsede de Gobierno y las dependencias descentralizadas.

Comentá la nota