Para combatir la inseguridad, envían 250 efectivos a Mar del Plata

Tras el asesinato de un taxista en la ciudad balnearia, luego de que dos delincuentes quisieron robarle su auto, el Gobierno dispuso el envío de 250 agentes de Prefectura, que se suman a los 250 ya existentes
El Gobierno Nacional dispuso el envío a la ciudad de Mar del Plata de unos 250 efectivos de Prefectura para combatir la inseguridad, ante el aumento del delito y la conmoción que causó la reciente muerte de un taxista. De esta manera, se elevó a 500 la cantidad de agentes de Prefectura que colaboran con la Policía en las tareas de seguridad en esta ciudad balnearia.

"Mar del Plata ya no es sólo una ciudad turística, es una ciudad grande con turismo, y no podemos dejar de pensar que tiene problemáticas típicas de las grandes urbes y, en ese sentido, queremos tratar de ser eficientes", señaló el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández.

A su vez, el funcionario consideró necesario para combatir la inseguridad "ir morigerando el delito con presencia y colaborar con la policía bonaerense".

Indudablemente, el crimen del taxista Javier Sampino, de 30 años, cometido el viernes pasado por dos jóvenes que intentaron robarle su vehículo, resultó decisivo para que se declare la "emergencia en seguridad pública en el Partido de General Pueyrredón". El Concejo Deliberante aprobó el pasado sábado una ordenanza que declaró la "emergencia en seguridad pública en el Partido de General Pueyrredón" durante el espacio de 90 días.

A su vez, se habilitó a las autoridades locales a adquirir en forma directa servicios y bienes con aportes económicos de los gobiernos nacional y provincial.

El titular de la cartea de Justicia y Seguridad aseguró que desde hace unos días venían analizando la situación en esta ciudad y dijo que pensaron "en la posibilidad de ampliar la presencia de los hombres de Prefectura, porque es una de las fuerzas que están intimamente ligadas a Mar del Plata por su actividad marítima". "Vamos a utilizar nuestro helicóptero que con sus reflectores operar en horarios nocturnos, en las zonas que generan más preocupación", indicó.

Sampino fue la tercera persona asesinada en forma violenta, en los últimos meses, ya que en noviembre murió otro taxista tras ser baleado en la cabeza en un robo, mientras que en marzo unos delincuentes mataron a balazos a una kioskera, porque creyeron que los había denunciado a la Policía.

Comentá la nota