Para Chávez, la falta de agua es culpa de las "piscinas de los ricos"

El racionamiento de agua anunciado por el caudillo comenzó el lunes en Caracas acompañado de apagones de electricidad en algunas zonas populares de la ciudad, generando descontento en la población
La ausencia del suministro tendrá lugar durante 48 horas semanales en cada urbanización y barrio durante los próximos seis meses, hasta mayo, según afirmó el mandatario, para quien "la culpa es de las piscinas y del derroche de los ricos", que supuestamente "le quitan el agua a los pobres". También anunció que vendrán nuevas tarifas según la clase social y consumo.

Por primera vez la capital venezolana es sometida a un racionamiento de agua tan severo y prolongado, aunque en anteriores épocas de sequías también ha faltado el líquido pero los cortes han sido más breves y con temporadas que no pasaban de un mes de déficit.

También es la primera vez que hay apagones de luz, como el que se produjo ayer en la zona populosa de Catia, desde que el gobierno nacionalizó la empresa Electricidad de Caracas hace un año. En la provincia, especialmente en los estados Anzoátegui, Aragua, Carabobo, Guárico, Trujillo, Táchira, Margarita, Cumaná, los cortes de energía ya son históricos y tradicionales.

Para enfrentar la contingencia el ministro de salud, Carlos Rotondaro, ofreció gratis a los caraqueños las "tapas tobos" y "gorros de plásticos" para evitar que el agua almacenada en "pipotes" o "barriles" sean criaderos de mosquitos "patas blancas" (aedes aegypti), transmisor del dengue.

Las autoridades sanitarias también han previsto suministrar agua con camiones cisterna a los 17 hospitales y centros de salud de la ciudad que la necesiten para sus actividades.

El presidente de Hidrocapital, Alejandro Hitcher, ha señalado que la causa es la prolongada sequía que ha provocado un déficit de más de 50% en los seis embalses que suministran a la capital de más de 4 millones de habitantes.

Sin embargo, el 10 de julio pasado HItcher afirmó en el canal oficial Venezolana de Televisión que el embalse de Camatagua disponía de capacidad suficiente para suministrar agua potable a la ciudad por "casi 2 años" , a pesar del retraso de las lluvias, "no hacía falta aplicar un racionamiento de agua. Podemos manejar la crisis, como efectivamente manejamos, sin necesidad de entrar en alarma", informó el diario ABC.

Comentá la nota