Para los católicos, el hombre nuevo fue

La principal publicación de la Iglesia católica en Cuba, Palabra Nueva, acusó al gobierno del presidente Raúl Castro de seguir una política económica marcada por la "falta de definición" y la "prevalencia de lo ideológico", y exigió reformas en el sistema socialista de la isla para evitar un "colapso".
En su número de enero, Palabra Nueva estima que "la situación económica de Cuba se ha tornado bastante complicada y con visos de caer ‘en picada’".

En un amplio artículo, el sacerdote y máster en Economía Boris Moreno afirma que, ante dicha situación, unida a la crisis mundial, el gobierno de Castro "sólo tiene como arsenal de respuesta las afirmaciones utópicas y el reajuste vía reducción fuerte de gastos que puede llevar a un colapso socioeconómico". Cuba tiene como principales fuentes de ingresos la venta de níquel, el turismo, la exportación de servicios a otros países, así como las remesas enviadas por cubanos que trabajan en el exterior. El artículo hace referencia a la "casi irrentabilidad en la explotación niquelífera con una caída del precio en un 80%", la reducción de ingresos por el turismo y las remesas, por la crisis económica que azota fuertemente a Estados Unidos, donde vive la mayoría de los emigrados cubanos. También han mermado los ingresos por el trabajo de los médicos y otros profesionales que Cuba ofrece a Venezuela, ante las dificultades de este país por la caída de precios del petróleo. También el diario oficial Granma tiene críticas: publica desde hace semanas cartas de lectores pro y contra de dejar restaurantes estatales en manos de particulares o cooperativas.

Comentá la nota