Para Carrió no hay dos sin tres

Para Carrió no hay dos sin tres
Subió al escenario vestida de negro, bronceada, sonriente y más delgada. "La tercera es la vencida", dijo, alentando a los 500 militantes que la escuchaban en el lanzamiento del partido Coalición Cívica-ARI de la provincia de Buenos Aires. Desde ese distrito, Elisa Carrió construirá su candidatura presidencial, que la llevará a competir con Julio Cobos en 2011. "Nos han convencido que son mejores las amebas que los pájaros.
Nos han convencido de que cuanto más ambiguo se es, se es mejor candidato. Porque no se dice nada y después se puede hacer cualquier cosa", lanzó la chaqueña en un certero tiro para el vicepresidente, coronado por la tribuna: "Es para Cobos que lo mira por TV". Un poco antes, el presidente del ex ARI bonaerense, Horacio Piemonte, ya había despejado cualquier duda al respecto, al responderle a Eduardo Duhalde, quien había calificado a Lilita como "la piedra en el zapato" de un gran acuerdo nacional. "Somos la piedra en el zapato porque no vamos a permitir que un nuevo De la Rúa se siente en la Casa Rosada", sentenció.

El pase de Adrián Pérez a la ciudad de Buenos Aires y la ruptura con Margarita Stolbizer dejaron a la nueva CC-ARI huérfana de liderazgos convocantes en terreno bonaerense. Lilita sabe que no hay proyecto nacional sin una construcción fuerte en el distrito más poblado del país y se vio obligada a asumir ayer la presidencia "honoraria" del partido en ese distrito, como una forma de apuntalar su proyecto de cara a 2011.

"La verdadera batalla es la de la provincia de Buenos Aires", advirtió la chaqueña. De la alianza con la UCR dependerá si algún hombre de ese partido, como Ricardo Alfonsín, acompaña como candidato a gobernador la boleta de Carrió.

"Cómo no me voy a sentir bien en el conurbano si estar en el conurbano es como estar en el norte, en Chaco, en Jujuy, en Paraguay", aseguró Carrió en el salón del barrio porteño de Montserrat que eligió para el lanzamiento. Abajo la vivaban militantes de las distintas localidades de la provincia que, además de la liturgia peronista del bombo y las pancartas, vinieron en unos cuantos micros estacionados en la avenida Independencia y Luis Sáenz Peña.

"No podemos permitir que vuelva a ganar el kirchnerismo, pero tampoco ese nuevo engendro que quieren hacer Duhalde con De Narváez y ese señor no positivo", remató su discurso Piemonte quien, entre los agradecimientos, deslizó una dura crítica a sus ex compañeros, hoy integrantes de Solidaridad e Igualdad (SI). Rescató la actitud de los dirigentes del ARI que resistieron "y no se vendieron a las tentaciones del poder".

En el acto estaba la mayor parte de la dirigencia de la nueva CC-ARI, pero no la titular de Unión por Todos, Patricia Bullrich, quien mandó una delegación. En cambio, hubo varias alusiones al diputado Juan Carlos Morán, que saltó del GEN que lidera Stolbizer para quedarse cerca de Carrió. "Desde nuestra identidad radical venimos a sumar esfuerzos", dijo, aunque no pertenece a la UCR.

En representación de la UCR estuvo Daniel Salvador, titular del Comité local. Alfonsín mandó una carta, ya que está de viaje al Vaticano con Cristina Fernández. Durante su discurso, Carrió no dejó de apuntar contra el matrimonio Kirchner. Pidió que "no le tengan miedo a Kirchner ni a la pobre presidenta que habla y habla para que nadie la escuche".

Carrió también apuntó contra Duhalde. Relató que en medio de la crisis que produjo la caída de De la Rúa le decían que "los pilotos de tormenta tienen que ser corruptos, venales y mediocres". "Es el final de la gorda, la gorda se cae. Ese es el sueño de no resuelto de los que creen que no se puede hacer política sin mancharse los bolsillos y los principios."

Comentá la nota