Para capear el temporal

Conformaron una mesa que se reunirá regularmente para analizar el impacto que está provocando la crisis internacional en la economía local. También participaron Guillermo Moreno, Amado Boudou, Sergio Chodos y Mercedes Marcó del Pont.
La ministra de la Producción, Débora Giorgi, y su par de Trabajo, Carlos Tomada, volvieron a reunirse ayer para monitorear el impacto de la crisis internacional en el nivel de actividad y empleo. La intención es optimizar la gestión para responder rápidamente, y de manera coordinada, ante crisis sectoriales y amenazas de despido. También se apuesta a mejorar la implementación de las distintas medidas oficiales anunciadas para reactivar el consumo. Del encuentro participaron además el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el titular de la Anses, Amado Boudou; la presidenta del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont; el responsable de los Fondos Fiduciarios de la Anses, Sergio Chodos, y el jefe de Gabinete de Giorgi, Horacio Cepeda.

En el Gobierno saben que la crisis internacional todavía no encontró su piso y prevén nuevas situaciones conflictivas en el mercado local a raíz de la caída de las exportaciones y los despidos que están anunciando las multinacionales, muchas con sede en el país. Por eso la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio la orden de crear esta mesa de trabajo. Fuentes del Ministerio de la Producción informaron que la misma se reunirá regularmente, como si fuera una reunión de gabinete pero acotada al área productiva, con el objetivo de profundizar el análisis y establecer un seguimiento detallado de los problemas de las cadenas productivas y sectores. En este ámbito se irán evaluando las posibilidades en materia de capital de trabajo, financiamiento para la inversión, aliento a la demanda y a los consumidores, con el objetivo de articular todas las herramientas de políticas activas que están bajo la órbita de los ministerios y organismos que la integran.

Giorgi y Tomada ya habían mantenido un primer encuentro el pasado 3 de febrero y lo de ayer fue una continuación con una mesa ampliada que incluyó a más actores. Durante la reunión que tuvo lugar en la sede del Palacio de Hacienda, se analizó en particular el papel de los subsidios de tasas de interés para préstamos a las pymes otorgados con el objetivo de bajar los costos de financiamiento.

También se evaluaron los resultados que reflejan los créditos que otorga en Banco Nación, a una tasa del 8 por ciento anual, al sector de maquinaria agrícola, y los efectos derivados de la prórroga del régimen de incentivos a la producción de bienes de capital que fue reglamentado el lunes a través de la Resolución 41 del Ministerio de Producción.

La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba) informó ayer, por su parte, que la ministra de Producción, Débora Giorgi, les remarcó en una reunión realizada el lunes por la noche que “es momento que desde todos los sectores se hagan esfuerzos para acompañar el crecimiento del mercado interno” y consideró que para ello es preciso “mantener el empleo y el salario real”. El presidente de la Uipba, Osvaldo Rial, agregó que “los industriales defendemos cada puesto de trabajo porque es el capital más importante que tenemos”. “Cuesta mucho tiempo y dinero preparar al personal”, indicó Rial, quien consideró que “de las crisis se sale con producción y consumo y fundamentalmente sosteniendo el mercado interno, logrando mejorar nuestra competitividad, especialmente en las pymes, para colocar nuestros productos en el exterior, donde se va a dar una fuerte competencia motivada por la recesión que está generando esta crisis en los países centrales”.

Comentá la nota