Para la canciller sudafricana, la Argentina y su país podrían ser muy buenos socios y no sólo en asuntos comerciales sino además en términos políticos. "Tenemos mucho en común", dijo. De visita en nuestro país, la ministro Nkosazana Dlamini Zuma subrayó e

En "countries" y nuevos barrios residenciales, el aumento llega a 300%. 65 mil frentistas tendrán rebajas importantes. El objetivo municipal es duplicar ingresos.
El revalúo inmobiliario con el que la gestión del intendente Daniel Giacomino planea duplicar lo que recauda en concepto de Impuesto Inmobiliario ya está en el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba y hoy comienza una de las batallas políticas más importantes dentro de ese cuerpo.

Se trata de un proyecto que apunta a incrementar en un ciento por ciento los ingresos –unos 80 millones de pesos más al año– pero que, según los funcionarios, tiene como premisa fundamental que cada uno pague por lo que tiene, con un criterio equitativo y progresivo. Para llegar al esquema propuesto, fue necesario actualizar los valores que datan de 1984 en lo que hace a precios de la tierra y de 1993 en lo que respecta a las construcciones. Los primeros se aplicarán al 50 por ciento y los segundos, al 80 por ciento.

El trabajo técnico demandó ocho meses de trabajo y el resultado no permite de ningún modo hablar de subas generales: los incrementos propuestos oscilan entre el 50 y el 70 por ciento para la mayor parte de los barrios, pero llegan al 300 por ciento en los countries y nuevas urbanizaciones residenciales, y se elevan a más del mil por ciento en los casos particulares de quienes hoy tributan cifras irrisorias. El ejemplo más asombroso de los muchos expuestos ayer por los funcionarios de Economía, Catastro e Ingresos Públicos es el de una propiedad de 26 hectáreas sobre la avenida La Voz del Interior al 6200 que hoy paga cinco pesos mensuales y que pasaría a tributar 558 pesos mensuales.

En cambio, habrá descensos importantes en las tasas que pagan 65.800 frentistas –alrededor del 18 por ciento del total de las parcelas–, puesto que se propone una fuerte rebaja en los mínimos, que en la actualidad son de unos 230 pesos anuales y se fijarán en 100 pesos. Esta medida apunta directamente a corregir inequidades que perjudican a los sectores menos pudientes.

La otra medida que apunta en ese sentido es una exención de 30 mil pesos para las viviendas de categoría tres y cuatro. Es decir, que sobre los valores aplicados a la hora de calcular las alícuotas se descontará ese monto. La medida tendrá baja incidencia para las viviendas más valiosas, pero su impacto será alto en el caso de las casas menos costosas.

Miguel Pozzolo, secretario de Economía, recalcó que el objetivo prioritario de la suba es cubrir el costo de la recolección y el tratamiento de la basura, que hoy cuesta el doble de los ocho millones mensuales que el municipio recauda a través del Inmobiliario. No obstante, recalcó que se intenta que la carga del aumento sea equitativa, en función del valor de las propiedades.

Los sectores que deberán afrontar el mayor costo son los barrios tradicionales que más inversiones inmobiliarias recibieron (Nueva Córdoba, el macrocentro, General Paz y Alta Córdoba) y todos los sectores residenciales urbanizados en las últimas dos décadas: countries, grandes áreas del noroeste y nuevos barrios cerrados o residenciales de la zona sur.

El proyecto en todos los casos supone la baja de las alícuotas.

Comentá la nota