Para CAME, la crisis no fue tan profunda

Consumo: desde la entidad que nuclea a la mediana empresa dijeron que "todos esperábamos una gran crisis y, como la caída no fue tan grande, comenzó a subir ahora un poco el consumo. Pero esto no quiere decir que haya vuelto el viento de cola".
El secretario de interior de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), Jorge Bizet, opinó ayer que en el país "hubo más recesión porque la gente tomó previsiones en exceso". Consultado por los efectos de la crisis internacional sobre el sector, el industrial aventuró que la caída en el consumo y la producción continuará durante seis meses y, a partir de ahí, mejorará la situación con la reactivación de los mercados internacionales.

Bizet, un industrial bonaerense, visitó ayer la ciudad para participar de los festejos por el 62º aniversario de la Cámara de Comercio local. En ese marco, indicó que la crisis financiera produjo una baja en la producción y que el sector industrial dejó de tomar mano de obra, aunque no hubo despidos a partir de los programas del Gobierno Nacional para prevenirlos. De todos modos, advirtió que estos "son algo efímero, tienen una vida corta".

Por otro lado, confió que en la actualidad "algunos sectores han tenido cierto repunte porque esperaban determinada baja y no fue tan grande". Este es el caso de las automotrices: "esperaban que fuera del 30 y fue de 8%".

"Todos esperábamos una gran crisis y no fue tan grande, como la caída no fue tan grande comenzó a subir ahora un poco el consumo. Pero esto no quiere decir que haya vuelto el viento de cola", advirtió.

Sobre el futuro, estimó que "habrá una importante caída de producción y consumo en los próximos seis meses, pero luego volverán a colocarse los productos en los mercados internacionales".

ART

Por otro lado, Bizet respaldó los cambios introducidos al régimen de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART) introducidos por decreto hace quince días por el Gobierno Nacional, fuertemente criticados por las cámaras que representan a las empresas más grandes del país.

"La presidenta nos ha dado una respuesta sumamente positiva", evaluó. También aclaró que quedaron algunos pedidos pendientes, en los que se deberá avanzar sobre la Ley de Contrato de Trabajo, como el que apunta a eliminar la responsabilidad sobre accidentes ocurridos una hora después del horario laboral.

Ley ambiental

Otro de los temas que Bizet conversó con sus pares es el reclamo para modificar el artículo de la ley de contaminacion ambiental que obliga a industriales y comerciantes a contratar un seguro de caución con el fin de reparar los ocasionales daños que produzca la actividad.

"Las empresas van a tener que afrontar un alto costo. Hay una sola compañía en el país que ofrece este seguro y eso la convierte en un monopolio", planteó.

El sector reclama que se permita conformar fideicomisos entre las empresas para tener previsiones para autofinanciarse en caso de daños ambientales. CAME abrió una oficina especial para diseñar una propuesta sobre este punto y el próximo 25 de noviembre es el lanzamiento en Capital Federal.

El industrial dijo que ya hay empresas en Salta y a la vera del río La Matanza que están recibiendo intimaciones para contratar este tipo de seguros. "No queremos esquivar nada, pero queremos encontrar el mejor camino para adaptar esto a los plazos y costos de las empresas", resumió.

Comentá la nota