Para CRA hay buenas expectativas productivas y pésimas sindicales

El prosecretario de CRA anticipó a EL LIBERAL que se hará el Santiago Productivo del Bicentenario.
El 2009 marcó la continuidad de los conflictos gremiales del Gobierno nacional con los productores rurales. No obstante, el sector agropecuario de la provincia confía en que las lluvias de fin del año pasado puedan hacer que la Argentina vuelva a tener un buen año para el campo "pese a las políticas agropecuarias del Gobierno".

"El Gobierno nacional sigue profundizando, en lo político, su modelo, que no sabemos qué modelo es, porque no cumple con las expectativas que tiene el mundo, de una Argentina productora de alimentos, agroindustrial, no solamente productos primarios, sino con una industria como el aceite o como la carne, que es el ejemplo más claro que hay en cuanto a valor agregado", señaló el prosecretario de Confederación Rurales Argentinas (CRA), Juan Pablo Karnatz.

"Nosotros -agregó- como país productor deberíamos estar mandando alimentos al mundo, para que sean más baratos, sobre todo con el hambre que hoy se vive en tantos países, es un deber ético y moral, por otro lado, al mismo tiempo no estamos protegiendo la mesa de los argentinos porque a menor producción significa más precios y eso es algo que todos hemos visto reflejado en las góndolas".

En cuanto a las expectativas productivas para este año, el dirigente agropecuario y productor manifestó su optimismo.

"Gracias a Dios terminamos el año 2009 con lluvias inesperadas y han cambiado las posibilidades de rendimientos de la producción de carnes y de los cultivos, sobre todo de la soja, en ese sentido creo que terminamos el año con otras perspectivas", explicó.

En cuanto a las últimas subas en los precios de la carne, el dirigente señaló que se mantuvo la demanda, pero que hay "3 millones de novillos menos" de los que se venía produciendo. "Eso ha empujado una demanda inelástica en la Argentina, es una lástima porque la gente come carne sí o sí, pase lo que pase, es lo último que deja de comprar por una cuestión de tradición", señaló Karnatz

"Por otra parte -agre-gó-, en el tema de las exportaciones, yo no creo, o al menos soy pesimista en cuanto a que el Gobierno nacional vaya a cambiar su forma de pensar, va a tratar de manejar los mercados y no dejar que los mercados funcionen, esto significa seguir perdiendo oportunidades y mercados".

El productor aclaró que "lo que juega en contra de cualquier medida que esta gente tome, es que hay demasiada gente ocupada en frigoríficos exportadores, hay mucha mano de obra que quedaría en la calle y eso haría que agregáramos otro factor de conflictividad social que hemos estado viviendo sobre todo durante este fin de año".

Comentá la nota