Son para bodegas y el sector frutihortícola.

Tal como había anunciado el gobierno los últimos días del 2008, desde hoy están disponibles los créditos regionales (San Juan y Mendoza) para capital de trabajo destinados al sector de frutas y hortalizas en fresco y seco, y para bodegas.
Tal como había anunciado el gobierno los últimos días del 2008, desde hoy están disponibles los créditos regionales (San Juan y Mendoza) para capital de trabajo destinados al sector de frutas y hortalizas en fresco y seco, y para bodegas, según informó ayer el ministro de la Producción, Raúl Benítez. Mientras que los créditos para cosecha y acarreo de uvas para vinificar, se anunciarán en febrero y serán con el mismo sistema.

La novedad de estos créditos es que se entregarán a través de la figura de Mendoza Fiduciaria (el brazo financiero del gobierno de Mendoza), ya que el año pasado los gobernadores tomaron la decisión política de regionalizar estos préstamos, por primera vez en la historia; y para llevarlo a cabo firmaron un contrato.

Se usará el sistema mendocino y se aprovechará su experiencia, pero los créditos para los productores locales serán atendidos con fondos provinciales, unos 4 millones de pesos (ver claves) para esta primera etapa.

La medida pretende apoyar financieramente al sector, alicaído por la situación económica interna y externa; y levantar el mercado del vino, ya que se prestará capital a las bodegas que quieran comprar vinos básicos con un piso de $0,85 para el blanco y $1 el tinto, cuando en el mercado están a $0.70 y $0,80.

Este es el primer tramo de esta línea de créditos, para el grupo que cosecha primero; algunos ya terminaron como en el caso del ajo, otros están en plena tarea como el tomate, la uva en fresco y otras frutas; y también para pasas.

La ventanilla de los créditos estará en San Juan y los interesados podrán pedirlos en el edificio 9 de Julio.

La prenda

Una de las características más importante de estos créditos, es que podrán tener garantía sobre el producto, lo que hace que puedan acceder los productores más chicos que no tienen acceso al crédito bancario. Esto era uno de los puntos que más pedían los productores y al que finalmente el gobierno accedió.

El ministro agregó que tendrán una tasa subsidiada del 9,5% anual, muy conveniente en un mercado donde las tasas de interés rondan el 25%. Agregó que se entregarán hasta $200.000 por productor o bodeguero y que los plazos y gracia para su devolución dependerán del ciclo de cada producto y del destino de los fondos, pero en ningún caso podrán superar el año de devolución.

"Tratamos de apoyar la mayor cantidad de productores pero como los recursos son limitados hay que poner un tope, la idea es apoyar la mayor cantidad de gente por eso creemos que un límite razonable es hasta $200.000", dijo el ministro.

El funcionario destacó que la tasa de interés es muy baja y que la prenda sobre el producto deja sin barreras de acceso a estos créditos. "Pero hay que tener claro que hay devolverlos y vamos a tomar todos los recaudos para que se devuelvan", acotó Benítez, como una advertencia a quienes en el pasado tomaron créditos que entregaba la provincia y no los devolvieron.

También dijo que para las empresas más grandes que necesitan créditos más importantes, se podrá a disposición una línea de capital de trabajo a través del Banco Nación, "con tasas muy convenientes".

Ayer, los funcionarios de ambos gobiernos estuvieron reunidos en la provincia, ajustando algunos detalles de estos primeros créditos, y capacitando al personal local sobre el sistema.

Comentá la nota