Para blanquear las zonas rojas

Son los argumentos por los que la Policía hace uso y abuso de la ley, en perjuicio de meretrices, travestis y cualquier persona que tenga en público alguna actitud que la fuerza pública considere "ofensiva al pudor".
Esta semana, la Cámara de Diputados provincial aprobó un proyecto de la socialista Lucrecia Aranda para derogar tres artículos del Código de Faltas y cambiar la ley orgánica de la Policía que avalan la persecución de personas bajo el concepto de "prostitución escandalosa, travestismo y ofensa al pudor".

La media sanción al proyecto fue unánime y pasó al Senado, que deberá transformarlo en ley, aunque en esta cámara la mayoría justicialista suele mostrarse refractaria a esta clase de iniciativas, como ya lo demostró con el proyecto de reconocer la unión civil de todas las parejas, homosexuales incluidas.

Si el Senado aprueba, "la Policía ya no podrá arrestar a una mujer por estar en la calle ofreciendo sexo sin cometer ningún delito ni poner en riesgo la seguridad de la gente, ni a una persona por el hecho de ser transexual", planteó la autora del proyecto.

Comentá la nota