Para Bernanke, el plan de Obama sería "insuficiente"

El plan de estímulo fiscal de casi 800.000 millones de dólares del presidente electo de EE.UU. Barack Obama "podría dar un significativo impulso a la actividad económica", pero aún así podría ser "insuficiente", según el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
La afirmación fue hecha en un discurso pronunciado ayer en la London School of Economics, en donde Bernanke aseguró que el Gobierno de Washington podría verse obligado a inyectar capital adicional en bancos y firmas financieras, ya que "es improbable que las medidas fiscales fomenten una recuperación duradera".

En términos generales, el responsable del banco emisor estadounidense declaró que "si bien el tiempo y la solidez de la recuperación son muy inciertos, la economía global se recuperará". La Reserva Federal, aseguró, "cumplirá con su parte para fomentar esa recuperación, aunque también se necesitarán otras medidas".

La cooperación internacional debe desempeñar un papel "esencial", si el mundo quiere "abordar la crisis de manera exitosa". A juicio de Bernanke, "las respuestas políticas de los gobiernos de todo el mundo serán determinantes cruciales de la velocidad y el vigor de la recuperación".

Obama, por su parte, sigue presionando fuertemente al Congreso, en particular al Senado, para obtener, en lo posible esta semana, autorización para la segunda "serie" de ayudas públicas destinadas al sector financiero en dificultades.

La autorización de la Cámara parece descontada pero parte del Senado es escéptico. Sostiene que la primera parte de las ayudas de un valor similar se hizo sin grandes controles y terminó beneficiando a los grandes bancos de Wall Street responsables de la crisis. Aunque es altamente improbable, un "no" del Congreso llevaría al presidente electo al veto que luego sólo podría ser superado con los dos tercios de los votos parlamentarios.

Comentá la nota