Para Auza, "se soluciona un problema que lleva 150 años"

El senador provincial consideró que "se dio un gran paso para solucionar un problema que lleva 150 años". Estimó que el proyecto que ayer recibió media sanción en la Cámara alta bonaerense podría ser tratado la semana próxima en Diputados. Reconoció que "no conforma a todas las partes. Pero es un muy buen comienzo".
En diálogo con el ciclo "Disculpe las molestias", el senador provincial Néstor Auza señaló que "hoy se gira el expediente con la media sanción a la Cámara de Diputados, que seguramente lo tratará la semana próxima. Si hay sesión, hay muchas posibilidades de que se trate sobre tablas, porque ha sido un proyecto muy estudiado, excepcionalmente ha pasado por tres comisiones y luego tratado en sesión ordinaria".

Por eso, ratificó el senador, "insistí en que haya un consenso fuerte, porque iba a facilitar en tratamiento en Diputados".

Consultado sobre los plazos para el cese de la explotación, el legislador del Frente para la Victoria explicó que "el Municipio de Tandil 120 días para reglamentar la ley. Hay que presentar el plan de manejo territorial de Tandil, que creo que ya lo están realizando. Esto es fundamental como base como para que durante un período de un año acuerden Municipalidad, Provincia y empresarios el plan de reconversión y después tienen un año para reconvertir".

"A partir del segundo año se termina con la explotación -enfatizó-. El proceso de reconversión, por supuesto, empieza un año antes".

También se le preguntó sobre los planteos preservacionistas, en cuanto a que el proyecto quedó "a mitad de camino". Al respecto, Auza remarcó que "no se puede resolver una problemática que ha venido espantosamente manejada a través de los años, ni siquiera con una ley en un solo acto. Hubiera sido expropiación y nos dimos. No cuenta que eran sumas fabulosas, que la Provincia no podía encarar.

Auza reconoció que "hay ansiedad, hay razones por parte de los conservacionistas, pero deben ponerse en el lugar del otro. A veces, cuando uno se aparta de la óptica de su propio sesgo, se ve de una manera diferente. Cuando empecé a dedicarme al estudio de la ley y de los problemas o las ventajas de un paso u otro, me encontré con obstáculos muy serios. Lo importante es que vayamos a una solución del problema después de 150 años. Y dos años es un tiempo inmediato si se ejerce el control que se debe hacer".

"Por ahí no conforma a todas las artes -reconoció-, pero es un gran paso. Ser empezó y muy bien. Ha costado unificar criterios y consensos y que la ley no se convirtiera en un zafarrancho. Hubo que organizar la discusión, los temas centrales, la opinión de algunos, los lobbies superficiales y no superficiales, los que consensúan una estrategia y la quieren cambiar a ultimo momento... Que haya salido con unanimidad me parece extraordinario".

Comentá la nota