Una ley para aprobar más rápido el gasto estatal

Hay en estudio cambios al régimen contable. Dicen que ayuda a la burocracia.
"Hoy todo es muy burocrático, es una costumbre que los trámites tarden meses", dijo ayer el diputado justicialista Eduardo Bustelo. Ese es el argumento que barajan en el oficialismo para estudiar una modificación a la ley que fija el circuito que deben seguir los expedientes de gastos en el Estado. La idea es reducir la cantidad de pasos administrativos y simplificar el sistema, para poder "responder rápidamente a las necesidades sociales". Además, debido a las quejas oficiales por la actuación de los delegados fiscales que autorizan a realizar el gasto, se habla de acotar el plazo que tienen para expedirse.

La ley en cuestión es la de Contabilidad, sancionada en el 1959 y considerada una herramienta vital para el funcionamiento del Estado. Entre otras cosas, dice cuándo hay que llamar a licitación, establece el camino administrativo de un expediente y cómo ejerce su control de legalidad la Contaduría General de la Provincia, que es el organismo encargado de autorizar o rechazar que se realice el gasto.

En el gobierno dicen que hay demasiados pasos administrativos y quieren simplificar el sistema. Pero también sostienen que parte de la burocracia se debe a algunos delegados fiscales, que son los agentes de la Contaduría General. Bustelo puso un ejemplo: "un expediente que entra a una sección del Estado tarda dos días, pasa al delegado fiscal y lo tiene diez días, de ahí hace una observación y lo devuelve, después lo recibe de nuevo y son diez días más, de ahí pasa a otra sección que lo tiene dos días y cuando se lo remite de nuevo al delegado fiscal, son diez días más y así pasan meses".

Bustelo dijo que hay "innumerables quejas" de los funcionarios, aunque se apuró en aclarar que los cambios no implican un relajamiento en la acción de la Contaduría General. "Queremos atender rápidamente los casos de emergencia, pero manteniendo el estricto esquema de control y transparencia del Estado", aseguró.

Por el momento, el proyecto está en análisis y no hay detalles de lo que podría decir. Se manejan alternativas, pero recién en estudio (Ver aparte). Lo que sí hay, según Bustelo, es voluntad política: aseguró que el gobernador le pidió "que empezara a trabajar en un proyecto".

No es la primera vez que la ley de Contabilidad está en el tapete. Desde el gobierno de Jorge Escobar que se discute, pero no pasó de eso.

Comentá la nota