Para Aníbal Panza la Carta Orgánica debe ser más operativa a la hora de hacer cumplir las normas

Posadas (Línea Capital). Cada vez suman más propuestas para la reforma de la Carta Orgánica de Posadas, y para el candidato a convencional Rodolfo Aníbal Panza, los cambios en este documento deberían pasar por hacerlo más operativo y funcional a las necesidades de la ciudad, para que la gente pueda cumplir las normas.
El candidato por el sublema "Un Cambio Republicano" de la Unión Cívica Radical (UCR), explicó que existen muchas leyes con muy buenas intenciones pero se volvieron inoperantes, como ejemplo citó a los órganos municipales que no se concretaron como el tribunal electoral municipal, el tribunal de cuentas municipal, y el jurado de reclamos. También recordó el incumplimiento de las ordenanzas que refieren a las formas de control de la ciudadanía para con la gestión municipal. "Estos elementos no han funcionado porque los mecanismos previstos en la carta orgánica tienen errores operativos", explicó Panza en una entrevista concedida a la emisora "La Voz Capital" (99.3).

Para Panza, es esencial además para la reforma de la Carta Orgánica "la depuración del sistema electoral en Posadas, permitiendo un sistema efectivo y puro, ese sería sólo el puntapié inicial. Pero también se encuentra la derogación y prohibición de la ley de Lemas".

-¿Por qué se decidió a ser candidato a convencional constituyente?

Yo no soy un político de raza, ni tengo vocación política, pero fui invitado por el señor Hernán Damiani de la UCR , para construir la nueva ciudadanía posadeña para los próximos 20 años.

En el derecho constitucional, en los niveles nacionales, provinciales y municipales existe un problema grave hace muchos años, que es el no cumplimiento de las normas, y el sujeto incumplidor, muchas veces es el Estado, a pesar de contar con normas rectoras buenas.

-¿Qué herramientas tiene al ciudadano para reclamar, exigir y sancionar a quienes no cumplen con los requisitos constitucionales?

Las herramientas se deben tomar leyendo la Constitución Nacional, Provincial o Municipal sea el caso al que se refiera la situación. Porque muchas leyes u ordenanzas, que han sido consagradas con buenas intenciones, se han tornado no operativas, frente al no cumplimiento que ésa misma norma consagra. Un ejemplo válido es el de órganos municipales que nunca han tenido concreción en la realidad, como el Tribunal Electoral Municipal, el Tribunal de Cuentas Municipal, y el jurado de reclamos. Todo esto nunca ha tenido inclusión en la realidad.

Por otro lado, otras de las cosas que no se cumplieron son el capítulo segundo, tercero y cuarto de la Carta Orgánica de Posadas que refiere a formas de control de la ciudadanía de la gestión municipal. Estos elementos no han funcionado porque los mecanismos previstos en la carta orgánica tienen errores operativos que, voluntarios o no, han echo imposible implementarlos.

La revocatoria es la medida de control y participación democrático semi directo más saludable pero no ha sido implementada en la realidad en Posadas porque se exige una cantidad de firmas, a mi criterio excesivas, y además de un requisito formal inoperativo: la certificación de las firmas por parte del Tribunal Electoral Municipal, pero éste nunca se implementó.

¿Hubo ejemplos de intentos de iniciativa popular en Posadas?

Si, un ejemplo de iniciativa popular fue hace poco, frente al aumento del boleto de trasporte urbano, pero no se pudo llevar a cabo porque el no funcionamiento del Tribunal Electoral Municipal hizo que se exigiera, a los que reclamaban, que certifiquen las firmas por escribano público, y eso, operativamente no se puede hacer, porque implica certificar entre cinco y diez por ciento del electorado posadeño.

¿El ciudadano tendría derecho de entablar demanda a los funcionarios por incumplimiento de los deberes de funcionario público?

Ese tema es muy espinoso, y dentro del ámbito judicial de la provincia de Misiones, que debería ser independiente, no lo es en la actualidad. Por lo tanto, hay crisis de independencia en la justicia.

Es necesario asegurar mecanismos de fácil acceso para controlar las acciones del estado por parte de la ciudadanía.

¿Tiene la sociedad alguna responsabilidad en muchos de los inconvenientes que ha tenido la ciudad en veinte años?

En principio sí, porque la crisis también llegó al voto, que debería ser libre, pero cuando un voto no es libre, es cualquier cosa menos eso. Podríamos votar libremente, pero tendríamos que tener un mecanismo simple y rápido para que, cuando nos damos cuenta que votamos mal, poder revocar esa decisión y ese mandato. Cuando el votante se mueve y decide su voto en base a la información, y cuando esa información es direccionada por los grandes poderes económicos, hay poca libertad para votar libremente. Para hacerlo se necesita discernimiento y voluntad y el discernimiento no es suficiente cuando no hay información. Muchas veces, el que vota, lo hace casi a ciegas, entonces no es sólo importante la revocatoria, sino también la iniciativa, para que la ciudadanía proponga ideas y proyectos. En este tema, algunas sociedades de América del Sur han tenido experiencias en la revocatoria de mandatos, como Bolivia, Brasil, por ejemplo.

Comentá la nota