Para la AMIA, D´Elía lidera "un carnaval demoníaco"

Para la AMIA, D´Elía lidera
Familiares de las víctimas del ataque a la mutual judía pidieron al Gobierno que "termine con la ola de antisemitismo". Acusaron al piquetero de instalar el "odio contra los judíos".
En un acto llevado a cabo en las puertas de la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA), Sergio Burstein, miembro de Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la mutual, exigió al Gobierno que “actúe y termine con la ola de antisemitismo”. Por su parte, el líder piquetero Luis D´Elía explicó que es antimperilista y que respeta la autonomía de los pueblos.

La comunidad judía en Argentina aprovechó la conmemoración del Día Internacional del Holocausto, en memoria de las 6 millones de judíos asesinados a manos del régimen nazi entre 1933 y 1945, para volver a vincular las expresiones de repudio a Israel por su incursión en Gaza con "actos antisemitas".

Burstein subrayó en las afueras de la sede ubicada en Pasteur 633, en el barrio de Once, que se trata de "un carnaval demoníaco organizado, entre otros, por el líder de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D'Elía, por organizaciones de derechos humanos y partidos políticos, aprovechando el conflicto entre Israel y Hamás”.

"Este personaje siniestro y algunos más están usando el conflicto en Gaza para instalar el antisemitismo en la sociedad argentina, lo que es una excusa para que el odio que él siente contra los judíos brote, se haga carne, y vivamos atemorizados", aseguró.

Asimismo, pidió a María José Lubertino, titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), “una condena enérgica por los hechos aberrantes” y reclamó un rol más activo a los propios dirigentes comunitarios.

"Mas allá de la buena intención del jefe de Gabinete (Sergio Massa), que se comprometió a repudiar y condenar esto, necesitamos que el Gobierno actúe y termine con esta ola de antisemitismo que se ha enquistado en la sociedad argentina", enfatizó Burstein.

También advirtió que "hoy, seguidores de la ideología nazi brindan apoyo a todo aquel que asesina judíos, enarbolan orgullosos banderas, pancartas y remeras del Hizbulá, la misma organización terrorista que masacró a nuestros familiares en 1994, aquí, en este mismo lugar".

El encuentro fue convocado por la serie de "ataques" a la comunidad judía desde el estallido de los combates en la Franja de Gaza, que incluyeron protestas frente a la sede de la Embajada de Israel en Buenos Aires, escraches al empresario Eduardo Elsztain, una falsa amenaza de bomba en la AMIA, pintadas y otras agresiones, según consignó la Agencia Judía de Noticias.

"Repudiamos esta ola de antisemitismo que está surgiendo cuando los extremistas están aprovechando cualquier cosa que pasa en Medio Oriente para atacar a los judíos, con cualquier pretexto", dijo el embajador de Israel en el país, Daniel Gazit, en referencia a las marchas de protesta que se realizaron en Buenos Aires a propósito de la ofensiva del Ejército israelí sobre la Franja de Gaza.

Gazit entendió que esas manifestaciones responden "a otros intereses, que se mezclan en esto, y que no tienen nada que ver con lo que pasa en Medio Oriente". Y sostuvo que sólo "sirven para dejar salir la violencia y el odio".

"ANTISEMITISMO PURO". En un comunicado oficial, que se emitió esta tarde, la AMIA señaló que en los últimos días los actos antisemitas en todo el país se incrementaron y en muchos casos, "están adquiriendo un alto grado de virulencia".

"Como no se veía desde hace decenas de años, aparecieron en las pintadas de las calles y en las pancartas de los manifestantes, las tétricas cruces svásticas junto a la estrella de David", dice el texto oficial, firmado por autoridades de la institución. "Esta campaña perfectamente organizada, pagada y financiada, intenta disfrazar su odio y su intolerancia bajo el manto de su antisionismo o antiisraelismo -continúa el texto-. Pero no nos dejemos engañar. Esto es antisemitismo puro".

La AMIA advierte que "ante la falta de acción oficial, que no toma conciencia la existencia de una campaña antisemita en la Argentina", estos grupos convocaron a un acto en la puerta de la mutual, "en el mismo lugar en el cual hace quince años se perpetuó el peor atentado de la historia argentina y que todavía está húmeda de sangre de 85 muertos inocentes, que están clamando por justicia".

El comunicado oficial señala que se trató de "una provocación y una demostración de impunidad" y cuestiona fuertemente el "silencio intolerable y agraviante" de lo gobernantes, partidos y sectores políticos y sociales de la Nación.

Comentá la nota