Para Aliberto la relocalización falló y la culpa la tuvo la Provincia

Lejos de poner paños fríos, la intendenta interina se sumó a las críticas por el modo en que se hizo el traslado de la villa. En la otra vereda, insisten: "si hay problemas sociales el responsable es el Municipio"
Cuan­do pa­re­cía que la po­lé­mi­ca por el con­tro­ver­ti­do tras­la­do de las vi­llas San­ta Teo­do­ra y San­ta Ro­sa ha­cia el ex­tre­mo sur de la ciu­dad iba a que­dar en un cru­ce de ve­ra­no, la pro­pia in­ten­den­te in­te­ri­na, Lu­cía Ali­ber­to, se en­car­gó de avi­var los chis­po­rro­teos con la Pro­vin­cia.

Lo hi­zo ape­nas ter­mi­nó su en­cuen­tro con los con­ce­ja­les jus­ti­cia­lis­tas en el Pa­la­cio de Mó­ji­ca cuan­do ase­gu­ró que la re­lo­ca­li­za­ción que se con­cre­tó dos años y me­dio atrás, "fa­lló y yo creo que la cul­pa la tu­vo la Pro­vin­cia".

En sin­to­nía con lo que es­ta se­ma­na ha­bía sos­te­ni­do el sub­se­cre­ta­rio de Pro­mo­ción So­cial, Gon­za­lo Pa­ro­di, di­jo que fue erra­da la de­ci­sión de la go­ber­na­ción de re­ga­lar­les las vi­vien­das por­que por ese mo­ti­vo los ve­ci­nos nun­ca las hi­cie­ron su­yas.

Con­sul­ta­da por PUN­TAL por el en­con­tra­na­zo en­tre Pa­ro­di y re­fe­ren­tes de la opo­si­ción, Ali­ber­to di­jo que la res­pues­ta de la Pro­vin­cia ha­bía si­do exa­ge­ra­da al car­gar to­das las res­pon­sa­bi­li­da­des en el Mu­ni­ci­pio, pe­ro a con­ti­nua­ción la con­ce­jala alon­sis­ta hi­zo exac­ta­men­te lo mis­mo con la Pro­vin­cia: "Tu­vi­mos un go­ber­na­dor que el día de la en­tre­ga de las lla­ves les di­jo a es­tos ciu­da­da­nos que les re­ga­la­ba la ca­sa, pe­ro ese tras­la­do te­nía que ve­nir con to­do un tra­ba­jo so­cial de la Pro­vin­cia que no fue pro­fun­do, no fue cla­ro y en de­fi­ni­ti­va nun­ca se lle­vó a ca­bo. Por eso te­ne­mos los pro­ble­mas que hoy te­ne­mos", opi­nó.

Pe­se al pa­so del tiem­po, en el ba­rrio Ciu­dad Nue­va si­guen oyén­do­se vo­ces de la­men­to por el de­sa­rrai­go, y por el con­tras­te en­tre el ha­bi­tat don­de con­vi­ven hoy, ale­ja­dos del res­to, sin som­bra, sin la pre­sen­cia del río y el que de­ja­ron. Eso, ase­gu­ró el pro­pio sub­se­cre­ta­rio de Pro­mo­ción So­cial, pro­vo­có el de­ce­so de al­gu­nos an­cia­nos que nun­ca se adap­ta­ron y cau­só un in­cre­men­to en la vio­len­cia y las adic­cio­nes en­tre los jó­ve­nes.

"La adap­ta­ción no se ha da­do en tiem­po y for­ma co­mo se hu­bie­se es­pe­ra­do. Va a lle­var un tiem­po pa­ra que los ve­ci­nos se acos­tum­bren a las vi­vien­das que tie­nen y al pa­vi­men­to, mien­tras tan­to el acom­pa­ña­mien­to del Mu­ni­ci­pio siem­pre ha es­ta­do pre­sen­te", ase­gu­ró.

Le­jos de po­ner­les pa­ños fríos a la po­lé­mi­ca, Ali­ber­to in­sis­tió en que el ex go­ber­na­dor Jo­sé Ma­nuel de la So­ta les im­pu­so a los ve­ci­nos has­ta el nom­bre del ba­rrio: "Lo til­dó de Ciu­dad Nue­va cuan­do eran los pro­pios ve­ci­nos quie­nes de­bie­ron co­lo­car­les el nom­bre: evi­den­te­men­te ellos hoy no se sien­ten en una Ciu­dad Nue­va", di­jo.

Agre­gó que du­ran­te su in­te­ri­na­to al fren­te de la in­ten­den­cia, se en­tre­vis­tó con la pre­si­den­ta del club Mu­ni­ci­pal, Sil­via Fre­ga, quien le plan­teó su preo­cu­pa­ción por­que el club se em­pe­zó a que­dar sin chi­cos des­pués del tras­la­do de San­ta Teo­do­ra y San­ta Ro­sa.

"Mu­chos de los ni­ños que prac­ti­ca­ban fút­bol ahí de­ja­ron de ir por lo le­jos que es­tán", se la­men­tó.

En la otra ve­re­da, el con­ce­jal jus­ti­cia­lis­ta Gui­ller­mo Na­ta­li, in­vo­có su pa­sa­do al fren­te de Pro­mo­ción So­cial, du­ran­te la ges­tión de Can­te­ro, y re­cor­dó que en ese car­go le ha­bía to­ca­do es­tar al fren­te de otro tras­la­do -el de La Col­me­na-, "por lo tan­to ten­go muy cla­ro que lo que ha­ce la Pro­vin­cia en es­tos ca­sos es fi­nan­ciar la cons­truc­ción de las vi­vien­das y to­do lo que tie­ne que ver con la cues­tión so­cial de to­do es­te pro­ce­so co­rre por cuen­ta del mu­ni­ci­pio, es de­cir, el an­tes y el des­pués de la re­lo­ca­li­za­ción. Si hay pro­ble­mas so­cia­les de­ri­va­dos de la re­lo­ca­li­za­ción es de ab­so­lu­ta res­pon­sa­bi­li­dad de los fun­cio­na­rios del área so­cial de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Río Cuar­to", re­cal­có y vol­vió a in­sis­tir en que ca­si to­dos los fun­cio­na­rios que hoy se de­sem­pe­ñan en Pro­mo­ción So­cial "son los mis­mos que es­ta­ban en la ges­tión an­te­rior".

Comentá la nota