Para Alfonsín la salud pública no puede manejarse con la lógica de mercado

El diputado nacional electo por la provincia de Buenos Aires, Ricardo Alfonsin, cuestionó severamente el sistema de gerenciamiento privado del Nuevo Hospital del Milagro, al tiempo que expresó su solidaridad con los reclamos de sectores gremiales y profesionales salteños, Durante su reciente visita a Salta, el hijo del desaparecido presidente de la Nación, se reunió con el presidente de ASPROMIN, Justino Ustarez, a quien le transmitió esa postura.
Alfonsin llegó a Salta para participar de un acto del Acuerdo Cívico y Social, cumplido en Florida y San Martín, en la noche del jueves anterior.

Luego de su reunión con Ustarez, Alfonsin le dijo a Nuevo Diario, que expresé "mi solidaridad con los ciudadanos de Salta a quienes se les está impidiendo el acceso a los servicios de salud. La privatización del gerenciamiento del Nuevo Hospital del Milagro, que apunta a una reducción de los servicios de salud", dijo el dirigente político nacional.

Agregó que "la salud y la educación no se pueden manejar con criterio de administración privada."

Sobre el caso hospitalario, Alfonsin consideró que "es una vergüenza que en Salta se prevea una medida de estas características, sin haber previsto un debate entre los diferentes sectores que componen la realidad como partidos, gremios, profesionales y usuarios".

Reclamó un criterio de rentabilidad social donde el Estado garantice acceso irrestricto para todo el mundo"

Manifestó que "el Estado con todos sus errores debe encontrar el camino para resolver esto.

El mejor instrumento lo tiene que encontrar el propio Estado" Dijo que el gerenciamiento privado tiene la lógica del mercado, que no siempre contempla las necesidades de los mas carenciados".

"No se puede privatizar los servicios con una reducción de servicios, sin un debate previo.

Hay que democratizar la salud pública, donde el servicio esté controlado por la comunidad", concluyó Alfonsin.

Situación radical

En cuanto a la situación radical en la provincia, Alfonsin dijo que la gestión del interventor Miguel Angel Giubergia ha permitido que la agrupación puedan presentar candidatos en las comicios provinciales. Acompañado por el candidato a concejal capitalino Carlos Saravia, cuestionó a aquellos dirigentes y militantes radicales salteños que llevaron a ventilar las discrepancias en la prensa, privilegiando intereses personales y provocando un daño al partido.

Dijo que hay expectativas de realizar una buena elección y mostrarse como una alternativa en Salta y en la Nación, "donde pensamos ser gobierno en el 2011

Comentá la nota