Para Albrieu el "descontento" con Saiz y Cascón influirá en las elecciones a diputados

El candidato a diputado nacional por el Partido Justicialista (PJ), Oscar Albrieu, criticó la falta de definición del radicalismo provincial hacia el Kirchnerismo, comprendiendo que confunden al electorado, y anticipó que el descontento hacia la gestión Miguel Saiz en Río Negro y la de Marcelo Cascón en Bariloche, repercutirá en la elección del 28 de junio. Ratificó su acompañamiento al gobierno nacional, pero adelantó que votará por convicción, y cuestionó la política comunicacional y el estilo K.
"Indudablemente en Bariloche habrá mucha gente que no esté conforme con la gestión municipal actual, y otros con este gobierno provincial", consideró Oscar Albrieu en diálogo con "En estos días" (KM FM), estimando que "esto va a influir en la elección, por más que sea nacional, porque algunos pueden decir: ´no voy a votar a un candidato radical´".

Prosiguiendo con su análisis, cuestionó: "Los docentes provinciales, qué van a hacer frente a este gobierno que no da respuestas en lo educativo y salarial. ¿Van a seguir apoyando este modelo provincial?; y descartó: "Esto también se va a expresar en la elección nacional".

Manifestó respeto por la actitud de la candidata a diputada por el ARI, Magdalena Odarda, porque "se ha definido claramente" como la única opción no kirchnerista de los comicios. "Lo que no se entiende es lo del partido del gobierno, y es un problema que trae confusión", comparó Albrieu, y continuó: "¿Qué es Castañón, antikirchnerista o prokirchnerista?. Verani está opuesto frontalmente a Kirchner, y es senador. Saiz, quizá por su forma de ser –que no es de muchas definiciones ni tomar muchas actitudes decididas- parece que es kirchnerista cuando está en Buenos Aires y anti a medida que se aleja de la capital".

Luego, se diferenció: "Nosotros tenemos claro que vamos a apoyar a este gobierno nacional, y somos concientes de que hay cosas que se deben corregir, con las que no estamos de acuerdo".

Esos puntos a modificar, según Albrieu, son "la política comunicacional: el gobierno comunica mal" y "la cuestión del estilo de los Kirchner, que tiene que cambiarse". Sobre este último punto, consideró que "tendrían que hacer una autocrítica", pero destacó que "la gente reprocha el estilo de ellos, pero no van nunca a las cuestiones de fondo".

Por último, adelantó que este apoyo al gobierno nacional no implica el voto en el parlamento por designio de los Kirchner, sino que va a levantar la mano "por convicción", por todo aquello que sea "favorable para Río Negro y el país en su conjunto".

Comentá la nota