Para la ONU, es "alarmante" la situación humanitaria en Gaza

Hay escasez de medicamentos y comida. El 25% de los muertos son civiles.
El millón y medio de habitantes de la Franja de Gaza enfrenta una situación humanitaria "alarmante" bajo los bombardeos constantes de Israel desde hace seis días, con hospitales colmados de heridos y escasez de alimentos y medicamentos, advirtió la ONU, y señaló que al menos un cuarto de los más de 400 palestinos muertos desde el comienzo de la ofensiva son civiles.

El secretario general adjunto de la ONU para asuntos humanitarios, John Holmes, afirmó que la organización está "decepcionada" por el rechazo del gobierno israelí, el miércoles, a la propuesta francesa de declarar una tregua de 48 horas en su ofensiva contra el movimiento islámico Hamas, para hacer llegar ayuda humanitaria a Gaza. Pero Israel insiste en que "no hay crisis humanitaria".

En una rueda de prensa en la sede de la ONU en Nueva York, Holmes señaló: "Los hospitales tienen muchas dificultades para lidiar con el número de víctimas. Continuamos obteniendo suministros médicos para enviar y ayudar, pero es aún difícil y delicado".

El funcionario explicó que uno de los graves problemas es el del suministro eléctrico, debido a la escasez de combustible por el bloqueo impuesto por Israel. Los hospitales se han visto obligados a utilizar generadores y a dejar a unos 650.000 habitantes en el centro y el norte de Gaza en medio de apagones de 16 horas al día o más.

"La situación humanitaria continúa alarmante", remarcó. "Es difícil transmitir el grado de terror que sienten los habitantes de Gaza sometidos a constantes bombardeos, lo mismo que se siente del lado israelí" por los cohetes lanzados por Hamas, dijo.

Holmes señaló que el paso de Kerem Shalom desde Israel continuaba abierto, y que por allí pasaron unos 60 camiones diarios con medicamentos y alimentos hacia Gaza desde el martes. Pero dijo que es poco en relación a los 125 camiones que entraron por día en octubre y a los 475 camiones diarios de mayo de 2007, antes de que Hamas tomara el control de Gaza en combates con el movimiento moderado Al Fatah, del presidente palestino Mahumd Abbas.

La comisionada general de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, en inglés), Karen Abu Zayd, informó desde Gaza que su comisión no ha distribuido ningún alimento en dos semanas por la falta de suministros y los bombardeos israelíes.

"Creo que eso significa que al día 20.000 personas no tienen el alimento que esperan", dijo. Los alimentos básicos como harina, azúcar, aceite y cereales, sufren una grave escasez.

"No hemos visto una hambruna generalizada, pero sí vimos por primera vez a gente que se acerca a los basureros para buscar cosas y gente mendigando, un fenómeno bastante inusual", agregó.

En tanto, el portavoz de la UNRWA, Christopher Gunness, señaló que "por lo menos el 25% de los muertos en Gaza son civiles".

Desde el inicio de esta ofensiva israelí, la mayor desde la Guerra de los Seis Días, de 1967, cerca de 400 palestinos murieron -al menos 42 de ellos son niños- y más de 2.000 resultaron heridos, según fuentes médicas en Gaza.

La enviada especial de la ONU para los Niños en Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy, dijo en un comunicado que "la situación en Gaza es insoportable para la población civil y especialmente para los niños, atrapados en el conflicto y privados de sus derechos humanos fundamentales".

Comentá la nota