Para ahorristas: cómo puede superarse tasa de plazo fijo

Por: Pablo Wende

Fideicomisos, bonos de empresas, cheques de pago diferido, letras porteñas y títulos públicos nacionales ofrecen hoy tasas en pesos mucho más atractivas que las de plazos fijos, que se mantienen planchadas en el 13% anual. Pero si bien estos productos lucen mucho más tentadores que las tradicionales colocaciones en bancos, hay una variable que puede cambiar cualquier análisis: la evolución del dólar en los meses postelectorales.

Para los inversores, la evolución del tipo de cambio es fundamental para decidir si conviene o no una inversión en pesos. Los bancos prefieren no salir a pagar altos rendimientos por su elevado exceso de liquidez: tienen más de $ 15.000 millones depositados en el Banco Central, que por el momento no vuelcan al crédito. Por lo tanto, la competencia entre entidades para conseguir fondos es hoy escasa o directamente nula.

Ello explica por qué la Badlar (tasa de plazos fijos mayoristas) no pasa del 13%. Tampoco hay incentivo entre las entidades para mantener al pequeño ahorrista, como sucedía en otras épocas para asegurarse la fidelidad del cliente. Se trata, claro está, de tasas reales negativas: no sólo están por debajo de la inflación esperada, sino que además a duras penas compiten con la suba esperada del dólar para los próximos meses.

En este contexto de escaso atractivo del plazo fijo bancario, surgieron distintos productos que permiten mayor rentabilidad al ahorrista. La mayor participación que comienza a notarse de inversores minoristas confirma que se trata de tasas más convenientes, a las que se puede acceder a través de una sociedad de Bolsa.

Estos son algunos de los productos que pueden conseguirse en el mercado:

# Fideicomisos financieros: tienen como respaldo créditos al consumo. Tuvieron un incremento del rendimiento en las últimas semanas, que pagan las compañías emisoras. Actualmente, los rendimientos oscilan entre el 21% anual en pesos y el 25%. Uno de los riesgos es que la morosidad creciente afecte la calidad de la cartera que respalda al producto. Sin embargo, hasta ahora sólo un emisor, la casa de electrodomésticos Bonesi, no cumplió con el pago de las cuotas mensuales al presentarse en convocatoria de acreedores (situación que se mantiene desde abril). Por el momento, el problema no se extendió, aunque encendió una luz de alarma en un negocio que hasta ahora permanecía «inmaculado». El pago de capital e intereses se efectúa en forma mensual.

# Letras del Gobierno porteño: van desde 42 días de plazo hasta nueve meses. Comenzaron a emitirse desde marzo y tienen creciente aceptación. Están nominadas en pesos y pagan capital e interés al final. Para el plazo más corto, el Gobierno de Mauricio Macri pagó el 15,15% y para 90 días la tasa fue del 16%, es decir, tres puntos más que los plazos fijos. Para seis meses, la tasa es variable, se ubicó en 2,75% anual sobre Badlar, es decir casi al 16%. El Ministerio de Hacienda porteño convocó a una nueva licitación esta semana en la que pueden ingresar pequeños ahorristas.

# Bonos de empresas: recientemente varias empresas salieron al mercado a buscar financiamiento en pesos, con plazos que van desde 9 meses a un año y medio. Frávega, por ejemplo, colocó un valor de corto plazo a una tasa variable Badlar más 600 puntos básicos, o sea alrededor del 19% anual. En la medida que las tasas suban (lo que es muy probable en caso de que el dólar se escape), también aumentará este rendimiento. Y Grimoldi colocó ayer $ 30 millones a Badlar más 650 puntos básicos, o sea casi el 20% anual. En este caso fue la ANSES la que compró parte de la emisión.

# Títulos públicos: los inversores en general optaron por evitar los nominados en pesos que ajustan por CER (inflación minorista) ante la manipulación del INDEC. Por eso, para los que buscan alternativas en pesos se recomienda en forma creciente el Bocan 14, el título surgido del canje de préstamos garantizados en enero. La clave de este bono es que ajusta según Badlar, lo que le da mayores garantías. El primer pago del cupón de intereses será a fin de julio. Está a un precio atractivo, con una paridad del 65%.

Comentá la nota