Para ahorrar, la gente compra el día que le impone su tarjeta

Con la "guerra de promos", los consumidores logran un ahorro de hasta el 30%. Pero la "búsqueda y cálculo" de ofertas también les produce agotamiento. El síndrome del comprador eficiente y exigido a la vez.
Lunes a la tarde. María Fuentes (30) se entusiasma en un shopping con comprarle un vestidito violeta con volados a su nena de 3 años. A punto de pagarlo, recuerda que si lo hace un martes, el banco de su tarjeta de crédito le descontará el 20%: es un ahorro de $ 30 y seis cuotas sin interés. María calmó su entusiamo y regresó al otro día. Como ella, cada vez hay más consumidores bancarizados que ya no compran el día que quieren: lo hacen el día que "deben". Es la estrategia que instalaron los bancos.

Lunes y jueves cargar el changuito en el supermercado; martes y miércoles renovar el placard; viernes salir a comer afuera; ir al cine los sábados y llenar el tanque del auto los domingos. La agenda está planteada para aprovechar descuentos de hasta el 30% (el más alto es del 50%, en cines) con tarjetas de débito y de crédito, cuotas sin interés, reintegro de una parte del IVA, y hasta sumar puntos para canjearlos por regalos o millas por viajes. ¿Quién da más? Todo vale en la batalla por ganar la fidelidad de los clientes y evitar que sigan bajando las ventas. Del otro lado, los que estudian las conductas de compras ya hablan del síndrome del nuevo consumidor: eficiente, pero muy exigido. "El que no compra el día del descuento, se siente culpable", apunta Mariela Mociulsky, directora de la consultora Trendsity .

El boom es tal que, a fuerza de malabares para optimizar el escaso tiempo y las múltiples obligaciones, la gente terminó cambiando los días de compra. Es el caso de Ana Volpacchio (35), de Barracas: para pagar un 15% menos dejó de ir al súper los fines de semana. Entre su trabajo en la Universidad Austral, el jardín de Dimas (3) y la salida de la guardería de Jacinta, de 15 meses, se la rebusca para poder ir a Carrefour y cargar en el auto bolsas con lácteos, galletitas, fideos y artículos de limpieza necesarios "para no tener que comprar después en cualquier lado y gastar más", contó el jueves a Clarín en el estacionamiento del híper de Avellaneda donde paga con su tarjeta del Santander Río. "Está bueno: todos los meses veo en el resumen la plata que ahorré".

El gerente de marketing de ese banco, Roberto Ripari, afirma que en abril también comenzaron a hacer descuentos los miércoles "porque la gente se quejaba de las largas colas de los jueves". En Carrefour señalan que los días de más ventas eran sábado, domingo y jueves, en ese orden. Pero por la promo del descuento, el jueves le quitó el segundo lugar al domingo. "La compra promedio es de $ 600: en total representan más del 30% de la facturación de tarjetas de Carrefour", indica Ripari.

La "guerra de ofertas" no para: el Galicia subió la apuesta y lanzó descuentos del 20% en las cadenas Coto, Disco y Vea) y 30% los viernes en restoranes, un rubro que en los últimos meses bajó un 25%. Esta propuesta la ofrece hace unos meses el Francés, con el 20%.

Ya todos saben que las ventas no son las de antes, por el impacto de la crisis mundial, el temor a despidos o el clima electoral. Hasta el INDEC admite que hay menos consumo, según las mediciones de marzo en súper y shopping. El uso de las tarjetas, en tanto, sube, y en esto juegan fuerte los descuentos. En Visa, con más del 50% del mercado, afirman que en marzo aumentó un 10% la cantidad de transacciones en relación al mismo mes de 2008. La mala es que también sube la morosidad.

"La gente está muy seducida por las publicidades de las tarjetas", dice Susana Andrada, del Centro de Educación al Consumidor y advierte que "hay que bajar la ansiedad y comprar lo que realmente se necesita". Pensando en las energías del consumidor, los expertos dicen que esta "búsqueda y cálculo" produce agotamiento. Si usted se considera parte de esta corriente de consumidores atentos: ¿Se enteró de que en estos primeros días del mes, con los sueldos recién depositados, hubo híper que dieron descuentos para todas las tarjetas de débito, sin importar el banco?

Comentá la nota