Para AFIP, De Narváez no puede probar aumento del patrimonio

Según la oficina tributaria, los bienes del candidato del PJ disidente subieron un 900 por ciento entre 2004 y 2008 sin la correspondiente justificación. Los datos están en poder de un fiscal federal de Mar del Plata que abrió la investigación
El primer candidato a disputado nacional de Unión-PRO por la provincia de Buenos Aires, Francisco de Narváez, no puede justificar un incremento patrimonial del 900 por ciento en el lustro 2004-2008, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), según un cable informativo de la agencia estatal de noticias Télam.

En un informe publicado hoy por el matutino porteño Página 12, la AFIP remitió los datos al fiscal federal de Mar del Plata, Claudio Rodolfo Kishimoto, quien había abierto una investigación sobre el patrimonio de De Narváez.

Según consta en el informe periodístico los incrementos patrimoniales no justificados a partir de 2005 se deben al ingreso de fondos del exterior provenientes de fideicomisos cuya existencia el ente recaudador no considera probada.

Para la AFIP se trata de operaciones sospechosas que deberán ser informadas a la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo que se encarga de perseguir las operaciones de lavado de dinero de origen ilegal.

Kishimoto pidió el 11 de mayo toda la información fiscal que la AFIP tuviera sobre De Narváez y sus empresas y la respuesta fue firmada el 28 de mayo por la jefa de la División Penal Tributaria del Departamento Legal Grandes Contribuyentes Nacionales, María Isabel Deane; y desde entonces la causa está bajo secreto de sumario.

La respuesta de la AFIP al requerimiento judicial incluye un cuadro comparativo de las justificaciones patrimoniales que presentó De Narváez en sus declaraciones juradas de los últimos cinco años.

Allí se observa un crecimiento patrimonial de casi el 900 por ciento, debido a rentas exentas de impuestos originadas en fondos provenientes de fideicomisos constituidos en el exterior.

La renta gravada que declaró De Narváez entre 2007 y 2008 fue de 670.000 pesos, contra casi 70 millones de rentas exentas, más de 30 millones de donaciones a sus hijos y a distintas fundaciones y otros 30 millones de consumo personal.

De Narváez declaró haber recibido en 2005 sesenta millones de pesos en herencia de su madre, Doris Steuer, pero la AFIP sostiene que no se probó en forma documental que esa herencia tuviera relación con los fideicomisos en el exterior desde los cuales De Narváez recibió los fondos.

Según la AFIP, De Narváez no aportó documentos constitutivos de los fideicomisos ni sus balances, que permitieran justificar los fondos que recibió, y le impidió al fisco conocer los montos que capitalizaron los supuestos fideicomisos y las utilidades generadas que deberían pagar impuestos en la Argentina.

En consecuencia la AFIP los considera como incremento patrimonial no justificado.

Comentá la nota