El paquete impositivo de Scioli en la mira

Desde la Cámara de Comercio de La Plata afirmaron que la reforma que impulsa el gobierno bonaerense es "inaceptable", y alertaron por la presión tributaria en la Provincia
El proyecto de reforma impositiva que impulsa el gobierno bonaerense, que comenzó a ser discutido en la Legislatura, ya generó fuertes rechazos. Ayer, desde la Cámara de Comercio e Industria de La Plata salieron con los tapones de punta contra la iniciativa, a la que calificaron como "inaceptable".

"Resulta inaceptable que se siga recurriendo al simple mecanismo de seguir aumentando la ya asfixiante presión impositiva para cubrir los desequilibrios fiscales", afirmaron desde la entidad que conduce Juan Carlos Piancazzo (foto), en una declaración formal. Y agrega: "La persistencia de esas políticas, que afectan con particular énfasis al sector de las pymes, resulta doblemente condenable si se tiene en cuenta que esa enorme masa de recursos que es extraída del circuito productivo, y por lo tanto desalienta la generación de riqueza, es empleada para el financiamiento de un gasto público siempre creciente, desbordado e ineficiente".

Desde la Cámara de Comercio e Industria de La Plata alertaron que la presión impositiva en la Provincia "es similar a la de los países ricos, lo que resulta absolutamente disparatado".

Tal como viene informando este diario, el proyecto que el jueves pasado envío el Poder Ejecutivo bonaerense a la Legislatura contempla el pago de sellos para la compra y venta de vehículos usados y un nuevo gravamen sobre la carga y descarga de mercaderías en los puertos, en ambos casos desde el próximo mes de octubre, así como incrementos en el Inmobiliario, la patente automotor e Ingresos Brutos a partir de enero de 2010.

La iniciativa, además, contempla un controvertido artículo que establece un adicional del 20% sobre el impuesto a la Planta Urbana Edificada cuando la valuación del inmueble involucre un valor de la tierra superior a $ 200 mil y un valor de la edificación inferior a $ 20 mil. Así, toda persona que tenga una construcción precaria en un terreno que supere la valuación antes mencionada se verá afectada por este gravamen.

Eso no es todo. También se establece un adicional del 25% sobre el impuesto a la Planta Urbana Baldía, cuando la valuación fiscal del inmueble sea superior a $ 43.750. Los objetivos de estos artículos son "incentivar la edificación", en sectores que son catalogados de buen poder adquisitivo.

Comentá la nota