Papelón de Scioli y el Ministro de Salud bonaerense

El gobernador Daniel Scioli y el Ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, pusieron en marcha este domingo en la Rambla de Mar del Plata el Sistema de Atención al Turista (SAT), que incluye la instalación estratégica de ambulancias en las principales rutas de la provincia, hospitales móviles en ciudades turísticas y actividades de prevención de la salud.
El SAT consiste en un dispositivo conformado por profesionales de la salud, un avión y un helicóptero sanitarios, ambulancias y equipamiento destinados a mejorar el acceso a la salud de los turistas en caso de emergencias, y dar respuesta ante el aumento exponencial de la demanda que enfrentan los hospitales en las ciudades turísticas durante el verano.

En Mar del Plata, específicamente, se instalaron tres móviles en la Rambla, uno clínico-pediátrico, otro radiológico y uno odontológico. Habrá también un cuarto hospital móvil frente a la Casa del Niño, a cargo de la Dirección Provincial de Salud Bucal, destinado a la colocación de prótesis dentales gratuitas para las madres solteras cuyos hijos concurren a ese hogar.

Sin embargo, a menos de 24 horas de la inauguración, "los hospitales móviles están cerrados por que no hay elementos", denunció en diálogo con 0223.com.ar uno de los trabajadores del operativo, quien prefirió reservar su identidad por temor a futuras represalias.

"No trajeron medicación ni suministros, posiblemente lleguen mañana (por este martes), pero no es seguro. Al final, todo fue un circo: se sacaron la foto, hicieron sus discursos y después los cerraron porque están vacío", sostuvo.

En tanto, la misma fuente cuestionó que "se haya traído a gente de La Plata, cuando en Mar del Plata hay personal de sobra para cubrir esos puestos". "Incluso –advirtió- hay una mujer, esposa de uno de los médicos del operativo, que va a trabajar como enfermera no siéndolo, mientras que a la gente que está en los hospitales no se le da lugar".

Finalmente, otro trabajador hizo hincapié en las falencias que presenta el sistema de atención 107. "Son contados con los dedos de una mano los empleados que están preparados para ir en las ambulancias; si llega a haber una inspección o les toman un examen, se arma un escándalo. Esto es incumplimiento de los deberes de funcionario público", enfatizó.

Comentá la nota