Papelón del gobernador Arturo Colombi en el Hospital Llano

El primer mandatario, quien 24 horas atrás dijo sin ruborizarse que su gobierno fue el "mas exitoso y honesto" de los últimos años, debió salir a las apuradas de la inauguración del banco de córneas cuando los trabajadores de los CAPS, que fueron obligados a ir con la promesa de anuncios rimbombantes, se dieron cuenta de que sólo fueron utilizados en un acto de campaña.

En un verdadero papelón del gobernador de la provincia Arturo Colombi y de su gabinete de salud finalizó este viernes el acto de inauguración del banco de corneas del Hospital Llano de Corrientes cuando trabajadores de los CAPS que fueron obligados a estar presentes abuchearon al primer mandatario que salió del lugar poco menos que huyendo.

Los trabajadores de los CPAS de la Capital, y algunos del interior, fueron obligados por nota a ir al Llano este viernes bajo apercibimiento de que se tomaría asistencia y que se tomaría medidas con los ausentes. Las excusas eran que se realizaría un cuso de perfeccionamiento y que el gobernador Colombi, tras el acto inaugural haría un "importante anuncio" para el sector.

Los trabajadores fueron con la ilusión de que el anunció consistía en su pase a planta de la provincia, ya que algunos tienen antigüedades de entre 15 y 7 años en el área de salud. Pero no hubo curso de perfeccionamiento alguno ni anuncio posterior, muy por el contrario, sólo más evasivas encontraron a sus reclamos.

La primera decepción la tuvieron cuando una enfermera pretendió darle una charla, que finalmente no fue tal, sobre primeros auxilios y posteriormente sobre oxigenación, pero no pasó más allá de una liviana introducción donde no escucharon nada nuevo.

La segunda vino tras las breves palabras del gobernador Colombi que sirvieron para ensalzar su gestión y poco menos que pedirles a los trabajadores que le agradezcan –con su voto el 4 de octubre claro esta- por tener trabajo y por el perfeccionamiento recibido durante este tiempo, como si eso no fuera una obligación del estado.

Ahí la bronca estalló y se hizo incontenible. Arturo Colombi quedó envuelto en medio de un abucheo de los trabajadores de los CAPS, en su gran mayoría mujeres, que al grito de "injusticia, injusticia, injusticia" comenzaron a reclamar lo que consideran justo, ser tenidos más en cuenta que los cargos políticos.

Arturo se vio desbordado y opto por la retirada a pasos ligeros, tal como lo hizo unos años atrás en Saladas cuando los docentes le reclamaron aumento salarial en la inauguración de un ciclo lectivo obligándolo a abandonar el lugar por la puerta trasera en un patrullero de la policía.

Algunos funcionarios de Salud, como el ministro Adolfo Schneider y Francisco Aratto, dos candidatos a intendentes duramente derrotados el 13 de setiembre pasado en sus respectivas ciudades, trataron de dar alguna explicación o justificativo, pero nada pudo acallar el papelón.

Las nuevas excusas sólo sirvieron para que las trabajadoras no dejaran medio de comunicación sin visitar para dar a conocer su opinión sobre los hechos y recalcar que se sintieron una vez mas utilizadas por este gobierno. "Ya van a ver estos el domingo 4" advirtieron señalando la jornada electoral de la segunda vuelta.

Comentá la nota