Un papelón con la Fragata Libertad

Por orden presidencial, abandonará antes de tiempo la regata del Bicentenario, que la Argentina organizó
Todavía no zarpó, pero el buque escuela Fragata Libertad ya perdió la posibilidad de ganar la regata Velas Sudamérica 2010. Por razones presupuestarias, no completará la prueba náutica para la cual, desde 2006, las armadas argentina y de Chile son anfitrionas. El encuentro se iniciará en Río de Janeiro, el 31 del actual, y concluirá en Veracruz, el 28 de junio.

Paradójicamente, la novedad trascendió ayer al mismo tiempo que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, les transmitió a José María "Pechito" López y a Peter Windsor -dueño de un nuevo equipo de Fórmula 1- la predisposición del Gobierno de aportar US$ 2.000.000 para que el piloto argentino se sume este año a ese circuito automovilístico internacional.

El Ministerio de Defensa, a cargo de Nilda Garré, no respondió ayer las consultas reiteradas que efectuó LA NACION para confirmar la versión proveniente de fuentes navales sobre que hace más de un mes le fue comunicado al jefe de la Armada, almirante Jorge Godoy, que no habría más fondos para que el buque escuela pudiera cumplir con la regata internacional de la que participarán 12 grandes barcos de América latina y de España, Portugal, Holanda y México.

Es más, ni siquiera hubo un sinceramiento oficial de la situación por parte de la Armada en el acto de orden de zarpada que se efectuó anteayer a bordo de la Fragata Libertad, aunque todos sus integrantes -314 tripulantes, al mando del capitán de navío Alfredo Blanco- y la plana mayor de la institución sabían que el buque abandonará la competencia náutica en Venezuela, dos pruebas antes de su finalización en México.

El jefe del Departamento de Comunicación Institucional, capitán de navío Roberto Ulloa, admitió que la Fragata Libertad abandonará la regata en Venezuela luego de difundir el itinerario oficial que no contempla los puertos de Santo Domingo y de Veracruz, a diferencia de la propia página web de la Armada que muestra el periplo completo.

Ulloa no se refirió al tema presupuestario, sino que habló de "recelo presidencial" por la imagen internacional de la Fragata Libertad.

El Encuentro y Regata Internacional de Grandes Veleros Velas Sudamérica 2010, tal el nombre completo del acontecimiento náutico de la región, comenzó a planearse hace casi diez años, cuando el actual jefe de la Armada era subsecretario de Relaciones Institucionales de la fuerza y había tomado como modelo de festejo náutico los usuales encuentros de grandes barcos que ocurren en Europa.

Formalmente los preparativos comenzaron en 2006, cuando el presidente Néstor Kirchner aceptó la propuesta, ya que coincidía con los festejos del Bicentenario de la Argentina, de Chile, de Venezuela, de Ecuador y de México.

Por aquellos días, se cursaron invitaciones a más de 30 grandes barcos del mundo, de los cuales sólo respondieron afirmativamente diez, exceptuando las fragatas anfitrionas Libertad y Esmeralda.

El año pasado, la Fragata Libertad efectuó su viaje de instrucción más corto de la historia por razones presupuestarias, como le volverá a suceder desde hoy, y para tener tiempo de ser puesta a punto para afrontar una prueba difícil, ya que la regata contempla la navegación en zonas críticas como el Atlántico Sur.

"Velas Sudamérica"

Anfitriones

Las Armadas de la Argentina y de Chile son las organizadoras de la regata internacional. Trabajan de manera conjunta desde 2006.

16 puertos

Velas Sudamérica 2010 fue diseñada para que los grandes veleros efectúen regatas entre 16 puertos del Atlántico y del Pacífico. Navegarán por el canal de Beagle y cruzarán el canal de Panamá.

Brasil, expectante

El velero Cisne Branco, de 76 metros de eslora, es la embarcación más moderna que participará de la prueba. Fue construida en 1999.

Holanda, clásico

El velero Europa, de Holanda, es el más antiguo de los que participarán de la regata. Navega desde 1911.

Perú, modesto

El barco más pequeño es el peruano Marte (20 metros de eslora). También participan los veleros Esmeralda (Chile), Gloria (Colombia), Guayas (Ecuador), Elcano (España), Cuauhtémoc (México), Sagres (Portugal), Capitán Miranda (Uruguay) y Simón Bolívar (Venezuela).

Comentá la nota