Papelera: crece la presión oficial para que levanten los cortes en Entre Ríos

Papelera: crece la presión oficial para que levanten los cortes en Entre Ríos
Para el gobernador Urribarri, la protesta está cerca de concluir por falta de apoyo.
La presión oficial para ponerle fin a los cortes de ruta que impiden el tránsito entre la Argentina y Uruguay sigue creciendo. Ayer, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri volvió a cargar contra los asambleístas de Gualeguaychú y también se sumó el intendente de Colón.

Urribarri sostuvo ayer que ve cercano el final el corte de la ruta 136 que une Gualeguaychú con Fray Bentos, en protesta por la instalación de la pastera Botnia. "Yo creo que estamos cerca de que los ciudadanos que están apostados en ese lugar levanten el corte porque el acompañamiento no es el de otros momentos", opinó el mandatario.

A su vez, y en la misma dirección pero con más crudeza que el mandatario provincial se manifestó el intendente de Colón, Hugo Marsó, quien afirmó que los asambleístas son "unos trasnochados que están jodiendo al turismo".

Ambas declaraciones no hacen más que aumentar la presión sobre los asambleístas, que hasta hoy parecen decididos a mantener la protesta. "Los cortes fronterizos con Uruguay en Gualeguaychú, no se justifican más", deslizó Urribarri, y advirtió que "no hay ninguna posibilidad de que se propaguen".

Las críticas oficiales se suman a las que esta misma semana pronunció el jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien el martes dijo que el corte es una práctica "antidemocrática".

El Gobernador (que la semana pasada mantuvo una tensa reunión con los asambleístas y fracasó en su intento de que levanten los cortes) aseguró además que se van a tomar todos los recaudos para evitar los bloqueos sorpresivos: "Nosotros vamos a ejercer la acción social, política, cívica y estatal para que eso no ocurra, porque el corte de Gualeguaychú ya le ha causado demasiado daño a la región", sostuvo.

Esta semana, los asambleístas amenazaron con realizar "cortes sorpresivos" en los pasos fronterizos hacia Uruguay, especialmente en "jornadas clave" de recambio turístico y prometieron avisar solo "24 o 48 horas antes".

En Colón los manifestantes también han anunciado interrupciones sorpresa al puente que une esa ciudad con Paysandú y no descartan realizar acciones coordinadas entre ambos grupos.

Las advertencias de los asambleístas se produjeron después de que Uribarri les reclamara el cese de los cortes, a los que consideró "inútiles" e "ineficaces".

Uribarri estimó que "la sociedad ha comprobado los tremendos costos y daños que ha producido eso que algunos llaman 'el paradigma de la lucha' y yo digo que un tronco atravesado en la ruta no es ningún paradigma de nada".

Urribari resaltó que "cualquier bonaerense o porteño que escucha que va a haber un corte en Entre Ríos, cambia el rumbo y no va a veranear a Entre Ríos o no va a invertir. El perjuicio es enorme".

Más duro fue el intendente Marsó: Comparó a los manifestantes con los ruralistas: "Hemos tenido dos plagas en este tiempo: una cortaba rutas y desabastecía (por los ruralistas) y la otra la estamos soportando y la componen unos pocos trasnochados que seguramente no tienen conciencia del perjuicio que causan", afirmó.

Comentá la nota