Papel Prensa apunta contra Boudou

Papel Prensa apunta contra Boudou
Lo acusa de estar vinculado con la supuesta maniobra encabezada por Guillermo Moreno para debilitar financieramente a la compañía, en cuyo directorio el Estado tiene dos representantes. Otro round en la larga pelea.
El grupo Clarín denunció penalmente al ministro de Economía Amado Boudou por la maniobra que derivó en el despido del titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Eduardo Hecker. El ex funcionario fue separado de su cargo porque se había negado a sancionar al multimedio y a Papel Prensa. La papelera es de capital mixto pero con mayoría accionaria de Clarín. El apoderado legal de la empresa, Enrique Pigretti, hizo pública esta demanda a través de un escrito presentado ante la CNV. Así, el caso Boudou se suma al expediente que tiene el juez Octavio Aráoz de Lamadrid por supuesta coacción del Gobierno hacia el Grupo.

Esa causa –que se amplía al ritmo de la tensión entre los dos bandos– comenzó el 4 de septiembre cuando el director del Grupo Clarín, Jorge Rendo, hizo una denuncia por supuesta coacción e instigación a la violencia colectiva a partir de la aparición de afiches callejeros pegados en distintos lugares de la Capital Federal con la leyenda "Algo horrendo en el Congreso". También dijo sentirse presionado por la permanente guardia periodística montada en la puerta de su casa por el diario El Argentino, de buena sintonía con el Gobierno. Según la presentación de Rendo, el 8 de septiembre recibió dos llamados anónimos en su oficina, en los que lo alertaban de que estaban por recibir "una inspección general de impuestos. (...) La cosa es contra el directorio del grupo, contra las empresas, y viene con allanamientos a domicilios personales". Bajo ese argumento es que todas las batallas de esta guerra ingresan por "conexidad" al Juzgado Federal Nº 9, incluidos el allanamiento de la AFIP al edificio de Clarín y "la apretada" del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a los representantes del Estado en la papelera. ¿Cuál sería el delito? Un supuesto operativo de Moreno para debilitar financieramente a la sociedad con el objetivo de que vuelva a manos públicas.

En ese contexto, Papel Prensa se presentó ayer en la Justicia apuntando a Boudou como "partícipe necesario" de la maniobra de Moreno. Se basan en sus declaraciones del jueves pasado cuando dijo que la decisión de expulsar a Hecker había sido suya –y no de Moreno–, y que se debía a la necesidad de "revitalizar" la CNV. Entonces, el ministro denunció "algunas maniobras que hacían que el precio de Papel Prensa fuera distinto para los diarios que eran socios suyos (en referencia a Clarín y La Nación). Sus dichos fueron difíciles de creer porque, tal como publicó Crítica de la Argentina, el secretario de Comercio había ido personalmente durante una semana a las oficinas de Hecker en la CNV presionándolo para sancionar a la papelera que cotiza en bolsa. Moreno fue perdiendo los modales, al punto de que sus gritos se escuchaban puertas afuera de la oficina. Según la presentación judicial, Boudou también habría colaborado con esta maniobra al firmar una resolución que le da poder de acción sobre Papel Prensa justo después de que se hicieran públicas sus apretadas a los directores del Estado.

A pesar de la ampliación, el juez no podrá todavía tomar decisiones en el expediente porque la causa está bajo el análisis de la Cámara Federal que tiene que resolver las recusaciones que presentaron los empleados de la AFIP indagados por el insólito allanamiento del 10 de septiembre pasado cuando un batallón de agentes impositivos copó el edificio del Grupo Clarín.

Telefónica en la Casa Rosada

El presidente de Telefónica Internacional, José María Álvarez Pallete, fue recibido ayer por Cristina Kirchner, luego de que la compañía retirara la demanda que había presentado contra la Argentina ante el tribunal arbitral del CIADI, por 2.800 millones de dólares. Esa medida es vista como el paso previo para acelerar la discusión sobre tarifas que pretende abrir la empresa

Comentá la nota