Papagayos: tres aviones trabajan en la zona para controlar el incendio

Así lo informó hace instantes el jefe del operativo provincial para neutralizar los incendios, Guillermo Musri. Hubo evacuados en la localidad de El Suyuque.
Panorama del desastre en nuestra provincia y Córdoba.

El jefe policial de San Luis explicó "es la zona más complicada junto con Villa del Carmen". Un cuarto avión hidrante realiza trabajos en la ruta 146, "en un foco pequeño", precisó el comisario. En este momento, dotaciones de bomberos trabajan en El Trapiche y en Nogolí donde estiman que el fuego será sofocado en cuestión de horas.

80 mil hectáreas arrasadas

Los dantescos incendios forestales que han devastado en las últimas semanas a las provincias de San Luis y Córdoba han arrasado, según estimaciones de los expertos de ambas provincias, unas 80 mil hectáreas, principalmente de sierras y pastizales.

Mientras tanto, la buena noticia de la jornada fue que los bomberos lograron controlar el avance del fuego en la zona serrana de San Javier, en el oeste de Córdoba. En tanto, otro incendio se desató en un basural, situado cerca del predio de Pro-Racing, sobre la autopista Córdoba- Villa Carlos Paz. La Policía Caminera no descartó interrumpir el tránsito vehicular sobre esa ruta, en caso de que se demore la extinción del fuego. En Córdoba los distintos incendios ya consumieron más de 30 mil hectáreas de pastizales y montes naturales.

Mientras tanto, unas 20 personas debieron ser evacuadas en la localidad de El Suyuque, unos 30 kilómetros al norte de San Luis, donde se reavivó el fuego en las últimas horas, pese a que está siendo intensamente combatiudo desde la semana pasada. Asimismo las llamas se reactivaron en la zona de las localidades de La Punta y Villa La Quebrada, situadas a pocos kilómetros de la capital provincial.

Algunos pobladores sostienen que se trata de incendios causados en forma intencional, aunque se trata de una zona en la que fue combatido el fuego la semana pasada y quedaban guardias de cenizas. Las brigadas retomaron el trabajo en esa zona ayer por la madrugada y en El Suyuque, unos 50 kilómetros al norte de la capital, numerosas personas, muchos ancianos y niños, debieron salir de sus casas y alojarse en la sala de salud y la escuela locales.

También las monjas del convento local debieron abandonar el lugar y fueron llevadas al Hospital de La Punta durante algunas horas. El portal de noticias "Periodistas en la Red" advirtió que a un lado del pueblo de La Punta era evidente que el fuego había sido provocado intencionalmente.

Desde que comenzaron los incendios en las sierras de San Luis la semana pasada, tres personas murieron y la policía detuvo a un hombre acusado de haber causado uno de los siniestros. Las lenguas de fuego alcanzaron cinco metros de alto y la escasa humedad, además del viento, permitían su rápido avance.

La magnitud del desastre vivido por San Luis, Córdoba, Mendoza y San Juan ha hecho que hasta en La Rioja se generen focos de fuego. En efecto, ayer, un incendio destruyó una amplia zona de cultivos, en su mayoría viñedos, criaderos de animales y un parque temático, en el norte de La Rioja, y llegó incluso a poner en riesgo numerosas viviendas. En un centro sanitario local se informó que fueron atendidas numerosas personas con principio de asfixia debido al denso humo y también varias con crisis nerviosas, pero ninguno revestía gravedad.

El hecho ocurrió ayer en la localidad de Salicas, departamento San Blas de los Sauces, a poco más de cien kilómetros al norte de esta capital y los bomberos demoraron casi 24 horas en controlarlo. Las llamas avanzaron con rapidez gracias a la escasa humedad ambiente y al cálido viento zonda que soplaba en el lugar, hasta llegar a campos cultivados y a las galerías de las fincas de la zona, a lo largo de 10 kilómetros. El fuego avanzó incluso hasta 400 metros de una estación de servicio y de la hostería de Salicas.

Hilda Olima, una de las vecinas damnificadas, relató al diario El Independiente que se vivieron "horas de mucho temor y pánico" al ver que las llamas, por el viento zonda, avanzaron hasta llegar en algunos casos "hasta las galerías de las casas". Según el comisario local, Fernando Basualdo, el fuego se habría originado en las riveras de un río que bordea todo el departamento, con cañas autóctonas alrededor que "están secas en esta época, por lo que fueron como una especie de combustión que lo avivó", dijo.

La policía y los vecinos no descartaron que el accidente haya sido provocado, incluso por alguien del lugar.

En el combate de las llamas participaron bomberos de la capital provincial, de Aimogasta y de la localidad catamarqueña de Tinogasta, además de personal de la policía, de la Municipalidad, de Salud y los propios vecinos. El jefe de la zona sanitaria 2, Gilberto Ruiz Martínez, informó que no fueron atendidos pacientes con cuadros graves, pero sí tres personas con principio de asfixia y muchas con crisis nerviosa.

Las pérdidas materiales eran cuantiosas, en cultivos de vid, olivos, frutales y plantas autóctonas, además de un criadero de lechones cuyos animales quedaron calcinados. Asimismo, Heber Argañaraz, presidente de la "Fundación Niños Índigo" informó que se "ha quemado casi todo" un parque temático recreativo de esa institución.

Comentá la nota