El Papa recibe a Bergoglio y a otros 30 obispos

El Papa recibe a Bergoglio y a otros 30 obispos
Será el sábado y por primera vez en sus cuatro años de pontificado.
Bajaron cantando un himno religioso. Salieron de la Sacristía de la basílica de San Pedro, pasaron cerca de la tumba siempre venerada que exhibe el cuerpo embalsamado de Juan XXIII y bajaron las escaleras a las grutas vaticana. Como otras veces, ante la tumba con los restos de San Pedro, 31 obispos argentinos se fueron acomodando en una fila de bancos siempre cantando, vestidos con los paramentos religiosos.

El cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, fue el principal oficiante. En tres tandas, casi un centenar de episcopales de nuestro país informarán al Papa de la situación de sus diócesis y del país argentino. El viernes y sábado Benedicto XVI recibirá en grupos de ocho a la primera tanda. El sábado intercambiará discursos con el cardenal Bergoglio.

Es la primera vez que el Papa Ratzinger, que el 19 de abril cumplirá cuatro años de pontificado, recibirá a los descendientes de los apóstoles de nuestro país, que cada cinco años hacen la visita "ad limina apostolorum" (a los umbrales de los apóstoles).

El clima está más descontraído que otras veces que han llegado aquí los dirigentes de la Conferencia Episcopal. La última vez que los obispos vinieron a Roma, Argentina había sufrido una verdadera bancarrota y sufría una situación social muy grave. "Ahora, otra vez, venimos con un contexto general negativo, esta vez a nivel internacional por las dimensiones gigantescas de la crisis global que no se sabe cuanto durará", dijo uno de los obispos a Clarín.

La primera lectura del servicio religioso de ayer, con pasos de la Biblia sobre el profeta Daniel, los leyó el canciller del Obispado Castrense, Carlos Gonzalez, un laico. No hay noticias de cuándo se normalizará la situación en el obispado, vacante desde el encontronazo entre el gobierno argentino y el Vaticano a raíz de las desafortunadas palabras del anterior titular, monseñor Antonio Baseotto, contra un miembro del gobierno de Kirchner. "Es un problema que no está a nivel de los obispos sino de la nunciatura y la cancillería", dijo el interlocutor. El cardenal Bergoglio pronunció un sermón centrado en dos aspectos de "esta segunda semana cuaresmal: la confesión de nuestros pecados que nos predispone a ampliar nuestro corazón en la misericordia".

Comentá la nota